REAGRUPACIÓN DE AULAS Y ESPACIOS DE LOS TRES EDIFICIOS ACTUALES

Las esperadas obras del colegio San Miguel de Plasencia ya están en marcha

Empezaron a mediados de noviembre, con un «pequeño retraso» y la previsión es que terminen en mayo del 2023

Obras en la plataforma inferior del colegio San Miguel de Plasencia, con uno de sus edificios detrás.

Obras en la plataforma inferior del colegio San Miguel de Plasencia, con uno de sus edificios detrás. / TONI GUDIEL

Raquel Rodríguez Muñoz

Raquel Rodríguez Muñoz

Después de años esperándolas, «por fin» han comenzado las obras de reunificación de las aulas de Infantil a Primaria del colegio San Miguel, que ahora están repartidas entre tres edificios y terminarán unidas en uno solo. Profesorados y padres aplauden el inicio de los trabajos, que han llegado con «un pequeño retraso», según la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura.

Porque cuando la consejera Esther Gutiérrez estuvo en el centro para presentar el proyecto el pasado septiembre, se habló de la primavera y de marzo del 2023 como fecha de finalización, pero dado que han empezado en noviembre y el plazo de ejecución es de 18 meses, previsiblemente habrán terminado en mayo de ese año.

En todo caso, lo que el centro espera es «que no paren ya hasta el final de la obra», que, según Educación, está «a pleno rendimiento» y ha comenzado por «los trabajos relativos al vallado de la actuación y el movimiento de tierras de la plataforma inferior. Para estos trabajos se ha empleado maquinaria pesada, con percutores neumáticos en las excavaciones de zonas de roca».

Por lo tanto, no ha sido necesario realizar voladuras, como se planteó en un principio. De hecho, la consejería explicó en octubre que estaban surgiendo «ciertas complicaciones derivadas del proyecto, que tienen que ver con la necesidad de abordar excavaciones en el recinto».

Sin sobrecoste

Educación ha señalado que el retraso no supondrá un sobrecoste y que para la construcción de la plataforma para las aulas de Infantil ha sido necesario «el desbroce de toda la capa vegetal, incluso el talado y la retirada del arbolado existente», lo que han criticado algunos padres y profesores, por el hecho de recurrir a la tala y no a trasplantar los árboles. Ante esto, la Junta señala que «el proyecto de obras contempla la plantación de nuevo arbolado (Aligustre de Japón), ajustado a las características geométricas de la parcela resultante tras la construcción del nuevo edificio».

Educación invertirá 2,1 millones de euros en las obras, que ejecuta el grupo empresarial placentino Magenta SL.