No hay avances y el Ayuntamiento de Plasencia aún no puede asegurar que vaya a haber toros en la feria de junio. La edil delegada, Marisa Bermejo, ha señalado que aún están pendientes de recibir la «sentencia firme de un juzgado» que confirme la disolución de una de las empresas adjudicatarias.

Lo que se haga entonces, «es cosa de los técnicos», ha afirmado, en alusión a que el gobierno local hará lo que los técnicos recomienden, que podría ser conceder la concesión a la otra adjudicataria si demuestra solvencia, pasar a la segunda empresa mejor valorada en el concurso o licitarse nuevo. «Esto ya urge», ha reconocido la edil.