Había incertidumbre por la acogida que tendría el desfile de Carnaval, después de 20 años sin celebrarse en Plasencia, pero los placentinos han demostrado que tenían ganas de disfrazarse y ver disfraces y se han echado a las calles para ver a las siete comparsas que se han animado a devolver el colorido y la música a las calles.

La organizadora, Me río de Janeiro, abría el desfile, con una carroza con una pirámide maya y un traje muy vistoso en tonos rojos, azules y dorados. También se habían preparado varias coreografías.

Disfraz de la comparsa organizadora del desfile de Carnaval en Plasencia. TONI GUDIEL

Tras ellos, comparsas del hogar de la puerta Berrozana, del colegio Escuela Hogar Placentina, la llamada Con ritmo y culturas, La tribu, Javier Carrón, con un disfraz elaborado íntegramente con globos y, cerrando, la Asociación de Madres y Padres del colegio Miralvalle, con numerosos niños y adultos disfrazados de personajes de Marvel y Disney. Al final, se sumaron también otros grupos con disfraces libres.

Grupo del AMPA de Miralvalle en el desfile de Carnaval de Plasencia. TONI GUDIEL

Además de las más de 200 personas participantes, ha llamado la atención el gran número de ciudadanos que se ha congregado en las aceras a lo largo de todo el recorrido, desde La Hispanidad hasta el parque del Cachón, muchos de ellos disfrazados.

El cielo amenazaba lluvia, pero no ha comenzado a llover hasta el final del desfile, que ha podido terminar. Allí, Raquel Sánchez, de la comparsa organizadora, ha agradecido la participación, al igual que la edil Mayte Díaz, que había salido de incógnito en este grupo.