REACCIÓN DEL PERSONAL DEL PABELLÓN DE LARGA ESTANCIA ANTE UN BROTE DE COVID

Trabajadores del sociosanitario de Plasencia hablan de "abandono" y "desidia"

Piden el cese de la directora y de la dirección de Enfermería, y Sanidad afirma que "el Sepad escuchará a los trabajadores"

Vista del sociosanitario de Plasencia, con un brote de covid.

Vista del sociosanitario de Plasencia, con un brote de covid. / Toni Gudiel

Raquel Rodríguez Muñoz

Raquel Rodríguez Muñoz

Este miércoles, trabajadores del pabellón de larga estancia del centro sociosanitario de Plasencia denunciaban la situación que estaban viviendo a raíz de un brote de covid que había obligado a aislar el pabellón y tenía a numerosos residentes y trabajadores afectados. Este viernes, 68 de los 90 trabajadores de este pabellón, el 75,5%, han firmado un escrito dirigido al gerente del Sepad en el que hablan de "abandono de la unidad" y "desidia" en las instalaciones y piden el cese de la directora y de la dirección de Enfermería.

En el escrito, aseguran que, por parte de ambos, ha habido un "desentendimiento total ante la mayor crisis de covid en el centro desde que comenzó la pandemia". Lo justifican en que, con más del 60% de los enfermos afectados y 18 bajas de trabajadores de la unidad, "la dirección se ausenta del centro" y además, ha permitido que permanezca cerrado el servicio de Farmacia "con varios días de fiesta por medio" y solo les ha dado consignas "durante cinco minutos" sobre protección y aislamiento de los contagiados en sus habitaciones, "sin duda sin conocer la clase de enfermo que vive en el pabellón, que no comprenden lo que es no poder salir de la habitación".

Critican además que no se haya recurrido al ala covid creada durante la primera ola, que tampoco permite la dirección de Enfermería, "aduciendo que el Sepad no enviaría a nadie de refuerzo", afirman.

De igual modo, censuran que, tras la Semana Santa y, "sin personarse en el centro", la dirección envía un protocolo que decreta el cierre total de la unidad, "con el consiguiente incremento de tareas diarias a unos trabajadores ya desbordados por los contagios, sin ubicar en la unidad ningún refuerzo de personal y siendo perfectamente consciente de las bajas continuas que se producen entre los trabajadores".

Por todo, consideran que no ha habido "gestión" de la crisis y que ambas direcciones no tienen la confianza de la unidad más numerosa del centro, de ahí que pidan los ceses.

En respuesta, la Consejería de Sanidad ha recordado que el cargo de la dirección del centro no es de libre designación, sino que María del Pilar Del Río Hernández obtuvo la mejor puntuación en la provisión del puesto. Sobre la petición de cese para la dirección de Enfermería no se ha pronunciado y, sobre el fondo del escrito, señala que "el Sepad escuchará a los trabajadores".