Un hombre de 28 años ha sido enviado a prisión en Plasencia como presunto autor de un robo con violencia que cometió el 3 de mayo cuando, al ser sorprendido por el dueño de una furgoneta en la que estaba hurtando material de obra, le agredió. Se le imputan otros dos robos en el interior de vehículos.

La Policía Nacional le detuvo, como también a otro hombre, de 26 años, al que sorprendió manipulando los cables del sistema de arranque de un vehículo que estaba sin su carcasa de protección y con los cables a la vista.

Un tercer detenido es un hombre de 60 años, como presunto autor del robo de un vehículo de alta gama, que después la policía localizó en las inmediaciones de San Lázaro. Los agentes sorprendieron al presunto autor del robo al intentar acceder al interior del vehículo.