Kiosco

El Periódico Extremadura

PROHIBICIÓN DE ESTAR APARCADOS MÁS DE 48 HORAS

Vecinos del centro de Plasencia, en contra de multar en el nuevo aparcamiento público

Intramuros afirma que los residentes no tienen dónde aparcar y será una zona azul. Plasencia conVIDA lo ve injusto y plantea otros aparcamientos rotatorios céntricos

Motos aparcadas en la plaza reservada para recarga de vehículos eléctricos del nuevo parking de Plasencia. TONI GUDIEL

El alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, ha anunciado que la Policía Local sancionará a aquellos conductores que dejen su coche aparcado más de 48 horas en el parking nuevo del puente Trujillo. Para dos asociaciones vecinales del centro, Intramuros y Plasencia conVIDA, supone «una barbaridad» y una medida «injusta» para los residentes, ya que defienden que se han eliminado plazas de aparcamiento intramuros y por eso utilizan esta infraestructura.

Julián Gutiérrez, presidente de Intramuros, señala que los vecinos del centro tienen garajes «limitados» y han visto en el aparcamiento junto al puente «un lugar idóneo, cubierto, unos lo dejarán un día, otros tres, no puedes limitar al vecino porque se han eliminado plazas en Eulogio González, en la puerta del Sol... ¿Dónde aparcan entonces?»

En su opinión, lo que habría que hacer es algún aparcamiento subterráneo intramuros y la posibilidad de sanción supondrá «un trastorno, un perjuicio, lo van a convertir en zona azul, sin cobrar y además, habrá que reglamentarlo en alguna ordenanza», apunta.

Una contradicción

Por su parte, Nacho Serrano, de Plasencia conVIDA, considera que el aparcamiento se ha hecho precisamente para los vecinos. «Dijeron que lo hacían por las plazas que habían quitado en San Nicolás y ahora nos dicen que no se puede aparcar, es una contradicción». 

Serrano apunta a la dificultad de aumentar el número de cocheras que ya hay en el centro, por lo que los vecinos «no tienen otra opción», aunque reconoce que al comercio le viene mejor que haya rotación. En este caso, lo que plantea es que se habiliten aparcamientos rotatorios en espacios del casco histórico y por tiempo limitado. Pone de ejemplo las plazas de San Martín o San Nicolás.

«En Mérida y Ávila los hay y no pasa nada, se ponen en horario comercial y se prohíbe aparcar en los momentos de más turismo».

Además, en su opinión, el nuevo parking es «incómodo» para el visitante porque obliga a subir la cuesta de la calle Trujillo. Con todo, considera que, con esta nueva medida, «al final es cada vez más incómodo vivir en el centro y lo que haces es que te vas».

Compartir el artículo

stats