Kiosco

El Periódico Extremadura

LES ENCANTA "HACER EL RIDÍCULO, NO TENEMOS VERGÜENZA"

Despojitos Rastrojeros, de Plasencia a Got Talent

Isaac, José Luis y Luis Miguel crearon su banda sin ninguna ambición salvo divertirse y que la gente se olvide de sus problemas. Están en pleno casting del programa de talentos y esperan que no les llamen

La banda de Plasencia, en el casting de Got Talent. EL PERIÓDICO

A Isaac Barrón, José Luis García y Luis Miguel Sancho lo que más les gusta es «hacer el ridículo, no tenemos vergüenza, hay que saber reírse de uno mismo». Por eso, decidieron transformarse en Maese Kopezno, Maese Rondanguero y Maese Piruláctico y crear en Plasencia la banda de música Despojitos Rastrojeros. Tras dos años y medio de recorrido, decidieron apuntarse al casting de Got Talent, convencidos de que no les iban a llamar, pero lo hicieron y están a la espera de saber si han pasado de fase.

«Esperamos que no tengamos que volver», afirman, aunque lo cierto es que han pasado la primera criba y grabado incluso promociones, pero les pidieron un tema que se pudiera emitir en horario infantil y no tienen. «Vuestra perversión no conoce límites», fue la respuesta de «la que cortaba el bacalao», tras llevarse las manos a la cabeza, mientras recuerdan que «el regidor se quería venir de fiesta con nosotros». Porque aseguran que lo que realmente querían era irse de bares por Madrid.

Y es que su filosofía es «absolutamente perdedora, no tenemos ambición por nada salvo por divertirnos y que la gente se olvide de sus problemas, nos autoexpulsamos de los grupos en los que estábamos y hemos venido a menos, pero estamos sin ningún tipo de presión, egos, ni luchas, me lo paso ahora mejor que en todas las bandas en las que he estado», asegura Luis Miguel.

De una boda a Eurovisión

Porque todos han tocado a lo largo de su vida en otros grupos. José Luis y Luis Miguel son autodidactas, mientras que Isaac tiene formación de conservatorio, pero en lugar de tocar bien, prefieren hacerlo mal. «Ensayamos dos veces por semana, pero tenemos prohibido estudiar en casa» y aseguran que no hay dos conciertos iguales porque «improvisamos mucho», sobre todo en el componente de monólogo que ponen a sus actuaciones, en las que van caracterizados.

El grupo de Plasencia, caracterizado, en su local de ensayo. TONI GUDIEL

Comenzaron tocando en una boda en el parador de Jarandilla, en la boda de un amigo y después lo hicieron en un festival solidario. Cuando tenían seis conciertos cerrados y su carrera «estaba a punto de despegar», llegó el confinamiento y volvieron el verano del 2021 actuando en el festival Plasencia Suena. «Gustó mucho, hubo críticas y muy malas».

Consideran que son «vergonzosos» y su filosofía es la de «vive y deja vivir, dejar huella, sin importarnos lo que digan y generar una impresión, generalmente negativa, pero queremos que la gente haga lo que les de la gana, como si quieren irse a la primera canción o tirarnos lechugas o tomates, pero flojitos, que luego nos los podamos llevar».

Hacen música «con dos rombos» y tienen temas propios, pero también versionan canciones «del pasado», de artistas «que nos robaron los temas», como Raphael, Julio Iglesias, Camilo Sexto o Malú.

Así se presentaron a Got Talent, afirmando que Federico Mercurio (Freddie Mercury) les había robado la canción El show debe continuar, que interpretaron con una letra propia, una «oda a las reinas que nos inspiraron durante la adolescencia».

Ya tenían experiencia en festivales porque han participado en el de la canción de Extremadura, «por hacer el tonto, que nos encanta. Sabíamos que no íbamos a pasar, así que cantamos y nos fuimos de bares».

Aspiran a seguir tocando y tienen claro que en el 2023 «nos presentamos a Eurovisión».

Compartir el artículo

stats