Si ya en el mes de abril, el Ayuntamiento de Plasencia adjudicó la gestión de la plaza de toros a la empresa Ceber Tauro, este miércoles, la mesa de contratación ha vuelto a proponer su adjudicación después de excluir a otra empresa, Espectáculos Carmelo García, que había recurrido la decisión municipal. Según los técnicos, Carmelo García no ha podido acreditar la solvencia técnica necesaria para hacerse cargo de la gestión.

Carmelo García se presentó en su día a la licitación en UTE con Tauroemoción y resultaron adjudicatarias, pero Ceber Tauro denunció a la segunda por falta de solvencia económica. El juzgado decretó en el 2021 la disolución de Tauroemoción y entonces, el ayuntamiento adjudicó el contrato a Ceber Tauro, que había quedado segunda en la licitación.

Pero Carmelo García recurrió con el argumento de que debía tener primero la opción de demostrar la solvencia técnica y económica para gestionar la plaza de toros. La Comisión Jurídica de Extremadura le dio la razón y ahora, la mesa de contratación ha evaluado la documentación presentada y ha establecido que, "si bien puede acreditar solvencia financiera, ya que el volumen de negocio supera lo establecido en el artículo 13 del pliego de condiciones, no queda acreditada la solvencia técnica al no poder presentar documentación relativa a la gestión de espectáculos taurinos o gestión de plazas de toros de primera y/o segunda categoría".

La opción del recurso sigue abierta

Señalan los técnicos que ha presentado documentación sobre el espectáculo taurino del Martes Mayor del 2020 y una serie de espectáculos taurinos que todavía no se han celebrado, por lo que la mesa establece que "no se pueden acreditar los espectáculos a futuro" y, por tanto, Carmelo García no puede acreditar solvencia técnica "ni en el momento en el que se inició la contratación en 2019 ni en el momento actual".

Dado que la documentación de Ceber Tauro ya fue revisada, la mesa ha solicitado la fiscalización de Intervención para el visto bueno de la subvención de 48.400 euros para la gestión de la plaza. Una vez realizados los trámites administrativos, la junta de gobierno podrá ratificar la adjudicación y los interesados tendrán un plazo de 15 días hábiles para presentar recurso.