El próximo mes de febrero deberá estar terminada la obra de la nueva residencia de mayores de Plasencia que construye la empresa JOCA en los antiguos pabellones militares. El plazo de ejecución cumple este mes de octubre, pero el ayuntamiento ha decidido conceder una prórroga de 4 meses.

El alcalde, Fernando Pizarro, había dicho que el gobierno local haría lo que dijeran los técnicos y, este viernes, ha anunciado que el informe técnico ha estimado que «está justificada» la prórroga.

El motivo es que, aunque «en ningún momento se ha parado la obra» desde que se retomara el 6 de abril del año pasado, sí se ha visto afectada por la «escasez de suministros, algunos no pudieron tenerlos fácilmente», lo que ha retrasado los trabajos.

De esta forma, el ayuntamiento llevará al próximo pleno, que se celebrará el 5 de octubre, la concesión de la petición de prórroga.

Pizarro ha explicado que actualmente se ha empezado a instalar el aislante en las fachadas, una actuación previa a la colocación de los cerramientos de las ventanas y puertas.

Dado lo sucedido con esta obra, que comenzó en diciembre del 2018 con un año y medio de plazo de ejecución, Pizarro ha señalado que prefiere que una adjudicataria se retire antes de firmar el contrato a que haya problemas después para ejecutarlo.