Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

ORDENACIÓN EPISCOPAL EN UNA NUTRIDA PLAZA DE SAN NICOLÁS

Nuevo obispo de Plasencia: "El Papa me instó a ser pastor del pueblo y no clérigo de estado"

Ernesto Jesús Brotóns se define como "servidor de los más pequeños" y oficiará su primera eucaristía este domingo, en el santuario del Puerto

El ya obispo de la diócesis de Plasencia, entre aplausos. TONI GUDIEL

Ernesto Jesús Brotóns es, desde las 12.30 horas de este sábado, el obispo número 84 de la diócesis de Plasencia. "Pido al Señor hacerlo con sencillez, entrañas misericordiosas de buen pastor, sabiduría y coraje. El Papa me instó a ser pastor del pueblo y no clérigo de estado", ha dicho ante las 800 personas que han asistido a la ordenación, a cielo abierto, entre la plaza de San Nicolás y la de Santo Domingo.

Brotóns, que ha decidido vivir en la recién construida Casa de la Mitra y no en el Obispado, ha salido del palacio episcopal a las 10.20 horas, puntual y, en una comitiva que ha contado con el ordenante principal, el cardenal Juan José Omella y el nuncio del Papa, Bernardito Cleopas, se ha dirigido hacia San Nicolás. Le han acompañado los sones de tres tamborileros, Carlos Clemente, Clementino Montero y Juan José García y también miembros del grupo Chispa. A ambos lados de las calles, voluntarios del grupo scout Amanecer.

En las traseras de San Nicolás, el Cabildo le ha dado a besar el Lignum Crucis y le ha ofrecido agua bendita para bendecir a los que estaban presentes. Después, con todos los obispos y algunos sacerdotes, se ha dirigido al palacio del Marqués de Mirabel para vestirse con las ropas litúrgicas.

El ya obispo de Plasencia, besando el 'Lignum crucis'. TONI GUDIEL

Todo ante la mirada y saludos del público presente, que ha aguantado estoicamente el sol que ha lucido y calentado desde el primer momento.

A las once en punto, salía la comitiva del palacio de Mirabel en dirección al altar para comenzar la celebración, con el cardenal Omella como ordenante principal y, junto a este, el arzobispo de Mérida-Badajoz y Metropolitano, Celso Morga y el arzobispo emérito de Zaragoza, de donde procede Brotóns, Vicente Jiménez.

Crisis vocacional y pasión misionera

Después de un fallo de sonido que ha durado unos quince minutos y ha permitido conocer el buen humor del cardenal Omella, el obispo administrador apostólico, Ciriaco Benavente, ha dirigido unas palabra a los asistentes. Ha hablado del "progresivo envejecimiento del clero diocesano", de la "crisis vocacional" que afecta "a buena parte de las Iglesias del hemisferio occidental" y ha pedido al nuevo obispo "que nos estimule a fortalecer nuestra comunión y participación eclesial, necesitamos reactivar el espíritu y la pasión misionera".

Precisamente, Brotóns ha subrayado: "Me desposo con una Iglesia misionera desde sus raíces, capaz de tender puentes". Emocionado cuando ha nombrado a su familia, ha reconocido su "temor y temblor" cuando conoció su nombramiento y ha ofrecido su colaboración en "la defensa de los derechos, dignidad y vida de toda persona". Además, ha pedido ser "servidor de los pequeños" y compartir "los gozos y fatigas de nuestra gente".

Los aplausos no han faltado en los momentos clave de la celebración, uno de ellos el abrazo de Brotóns con los últimos exobispos de Plasencia.

Este domingo, a las 17.30 horas en el santuario del Puerto, oficiará su primera eucaristía.

Compartir el artículo

stats