'HABITACIÓN SOLIDARIA'

Empresarios de Plasencia darán a Cáritas los ingresos de 16 habitaciones durante un año

Los clientes sabrán que, al elegir una de ellas, estarán ayudando a la oenegé. A Altup se le informará del proyecto al que irá destinado su dinero

Usuarios de Cáritas, que recibirá la donación de 16 habitaciones por parte de Altup en Plasencia.

Usuarios de Cáritas, que recibirá la donación de 16 habitaciones por parte de Altup en Plasencia. / TONI GUDIEL

Raquel Rodríguez Muñoz

Raquel Rodríguez Muñoz

Hay personas que, por su situación económica, no pueden permitirse unas vacaciones, una habitación de hotel o de un alojamiento turístico. Con la pandemia, esta situación aumentó y varios hoteleros de Baleares decidieron donar habitaciones. Cáritas Española ha seguido la estela con el proyecto Habitación solidaria, habitaciones con vistas a un mundo mejor y la Asociación de Alojamientos y Turismo de Plasencia, Altup, ha decidido participar. 

Porque para poner en marcha la iniciativa es necesaria la colaboración empresarial, ya que se trata de que los propietarios de los alojamientos donen el dinero que ingresen por la reserva de un determinado número de habitaciones, con el mismo coste que el resto, a Cáritas.

Sonia Grande, técnico de intermediación con empresas de Cáritas Diocesana de Plasencia, se ha reunido con empresarios de Altup para explicarles el proyecto y su presidente, Teo Magdaleno, lo tiene claro: «tenemos que participar, es una actividad importante porque hay personas que están pasando por una situación muy complicada».

Habitaciones en conjunto y de forma individual

De momento y hasta su aprobación por la junta directiva, han hablado de dos opciones, la de ceder en torno a 16 habitaciones a lo largo de un año como asociación empresarial, a las que se podrían sumar las que individualmente cada empresario quisiera donar.

Para ponerlo en marcha, tendrán que firmar convenios de colaboración con Cáritas.

A cambio de su colaboración, estarán incluidos en la web de Habitación solidaria de Cáritas y recibirán merchandising de la entidad para las habitaciones.

Además, según explica Grande, el cliente sabrá que está reservando una habitación de este tipo y al empresario se le informará del destino concreto al que habrá ido su dinero y tendrá también una desgravación fiscal, unido a «entrar en la rueda de la responsabilidad social empresarial».

El proyecto supone un «cambio de modelo» de la ayuda que presta Cáritas, al pasar «de la caridad a ayudar a los demás desde la dignidad de la persona».

Según Grande, la idea es ampliar más adelante el proyecto a otros puntos de la diócesis como Trujillo y Don Benito.

Suscríbete para seguir leyendo