Agentes de la Policía Nacional de la comisaría de Plasencia, en colaboración con agentes de la Guardia Civil de Navalmoral de la Mata, han detenido a un hombre de 26 años, con antecedentes, como presunto autor de delitos de robo con violencia, lesiones, contra la seguridad del tráfico, quebrantamiento de condena y desobediencia grave.

Ocurrió el pasado miércoles, día 16, cuando el detenido aprovechó que un hombre había dejado su vehículo en marcha para abrir la puerta de un local y se introdujo en su interior para robarlo. Al percatarse el dueño del coche, forcejeó con el ladrón, que le provocó fractura de huesos y policontusiones. Además, al huir con el coche robado, golpeó con fuerza a otro vehículo, causándole daños valorados en 5.000 euros.

La policía inició el dispositivo de búsqueda e informó de los datos de identificación y matrícula del coche a la Guardia Civil, que comprobó que coincidían con la descripción de un hombre al que habían detenido días antes en Navalmoral de la Mata por hurto de cableado de cobre, hecho por el que se le interpuso una condena de alejamiento del lugar.

Con estos antecedentes, los agentes se acercaron a los descampados cercanos a la estación de tren por si hubiera ido para cargar cableado y le localizaron e interceptaron, aunque consiguió huir a la carrera.

No obstante, ese mismo día, fue detenido en un establecimiento de hostelería. Tras su detención, fue puesto a disposición judicial, que decretó su ingreso en prisión.