El Sindicato Médico de Extremadura (SIMEX) ha defendido este martes que no se puede normalizar la sanidad pública extremeña como está ahora, con consultas de Atención Primaria y Urgencias saturadas y un evidente déficit de profesionales, con la sobrecarga de trabajo que esto implica.

"No podemos decir que no pasa nada y que esto es normal, ya que lo mismo que los extremeños no nos acostumbramos a tener un tren indigno, no podemos acostumbrarnos a tener este tipo de sanidad, hay que mejorarla, y por eso nos negamos a normalizar esta situación", ha afirmado en Plasencia la secretaria general del SIMEX, María José Rodríguez.

El Sindicato Médico ha protagonizado este martes una concentración a las puertas del Hospital Virgen del Puerto para denunciar la falta de tiempo para atender a los pacientes, la sobrecarga laboral y demandar una reforma de la Atención Primaria y mejoras laborales y retributivas.

En declaraciones a los periodistas, Rodríguez ha puesto de manifiesto que "no puede ser que la Atención Primaria y la sanidad pública sobre el papel sea lo más de lo más y a la hora de los presupuestos sea lo primero que se recorte, porque eso no cuadra".

Asimismo, ha detallado que un facultativo con 42 pacientes y a 10 minutos de atención de media por cada uno de ellos, "ya trabaja siete horas, y por ello no podemos tener 50, 60 o 70 pacientes, porque no hay tiempo ni para descansos y eso influye en las Urgencias, que se saturan porque lo que no se ve en Primaria se va a Urgencias".

Situación de deterioro

Por su parte, el delegado del SIMEX en el área sanitaria de Plasencia, Jesús Santos, ha apuntado que la razón por la que el sindicato ha convocado el acto de protesta es para denunciar "la situación de "deterioro" que están observando en la sanidad publica extremeña y "la situación de agotamiento de los profesionales, así como la falta de estos".

"Nos movilizamos en defensa de la sanidad y por la mejora de los pacientes para poder prestarles una atención de mayor calidad", ha señalado Santos.

En este sentido, ha indicado que en el área de Plasencia, a nivel de Atención Primaria, "la falta fundamental es de tiempo para atender a los pacientes y la saturación de las consultas".

"Esto lleva a consultas sobrecargadas y a más pacientes a los que se podemos atenderlos adecuadamente, con la consiguiente insatisfacción, no solo del profesional, sino del usuario que no se siente bien atendido", ha destacado.

Asimismo, ha agregado que a nivel hospitalario "el problema es la carencia de profesionales en algunas especialidades como digestivo o ginecología en el área".

"Necesitamos también un estatuto propio, con un reconocimiento propio, que nos dieran una consideración laboral y profesional adecuada con una retribución y unas condiciones que impidieran que los profesionales se fueran a otros áreas ya que no nos hemos quedado con ningún residente de los que se han formado aquí", ha concluid