RESIDENTES INDIGNADOS

Multitudinaria concentración ante una asociación vecinal de Plasencia

Un centenar de participantes han pedido la convocatoria urgente de asamblea vecinal y que todo el que quiera asociarse pueda hacerlo

Multitudinaria concentración ante una asociación vecinal de Plasencia

Toni Gudiel

Raquel Rodríguez Muñoz

Raquel Rodríguez Muñoz

Un centenar de personas, vecinos del barrio de San Miguel de Plasencia, apoyados por la agrupación vecinal Avepla, se han concentrado este lunes a las puertas de la sede de la asociación de vecinos para mostrar su descontento con su funcionamiento y con su presidente, Jaime Collado.

Muchos llevaban carteles con consignas como Asamblea ya, Asamblea urgente o La asociación es de todo el barrio, lo que también han coreado, al igual que Jaime dimisión.

La protesta ha mostrado la indignación de estos vecinos porque, según han señalado, desde octubre del 2022, están intentando asociarse y conocer las cuentas y las actividades de la asociación y el presidente no se lo ha permitido. Son más de 70 las personas que en su día se apuntaron en una lista para hacerse socios, pero solo cinco lo han conseguido.

Hasta ahora, han pedido conocer la situación de la asociación: número de personas asociadas, composición y fecha de elección de la última junta directiva y estado de las cuentas, sin resultado. También han intentado lograrlo con la mediación del ayuntamiento, que tiene cedida la sede a la asociación, pero no ha sido posible, de ahí la convocatoria de concentración.

Vecinos ante la sede del barrio de San Miguel de Plasencia.

Vecinos ante la sede del barrio de San Miguel de Plasencia. / TONI GUDIEL

"Pedimos que se convoque una asamblea urgente para que todas las personas interesadas en asociarse puedan hacerlo; que se convoquen elecciones urgentes a la junta directiva de la Asociación La Unión y que se haga público el estado de la asociación y, en general, qué se ha hecho y qué se va a hacer por el barrio", han señalado.

Por su parte, el presidente vecinal, Jaime Collado, ha dicho hasta ahora que los convocantes son "personas ajenas a la asociación, que no son ni socios, ni algunos siquiera de este barrio, y que además, si quieren mejoras del barrio, es lo que llevamos haciendo en esta asociación de vecinos durante más de treinta años".

Ha añadido que "seguimos en la misma forma de trabajar y con las mismas cuestiones es un barrio en el que se hacen unas inversiones en estos últimos años superiores a los 25 millones de euros. Las asociaciones de vecinos hoy son entidades jurídicas ya no son ONG. Tienen un reglamento por el que están reguladas y una directiva y se deben a sus socios y directiva, que luchan por la calidad de vida en los distintos sitios donde están ubicadas".