Primeros días de campaña

El comercio de Plasencia teme unas rebajas "flojas" y avisa de que ya no tienen tirón

Afectan al consumo los descuentos que hay durante el año y la venta on-line y plataformas

Llegan con mucho género en las tiendas al retrasarse el calor

El comercio de Plasencia teme unas rebajas flojas.

El comercio de Plasencia teme unas rebajas flojas. / TONI GUDIEL

Raquel Rodríguez Muñoz

Raquel Rodríguez Muñoz

Las rebajas de verano en Plasencia han comenzado «mucho más flojas que el año pasado». Los comerciantes temen que siga así hasta que terminen, por lo que va a ser «difícil sacar todo el stock» que tienen en los almacenes, que además es mucho porque, al retrasarse el calor, el género de verano ha comenzado a venderse tarde.

Entre los motivos de que las rebajas ya no sean como antes y no haya una avalancha de clientes a la caza de descuentos, Fernando Santiago, presidente de la Asociación de Comerciantes Zona Centro y de la federación de comercio Fescop, apunta el hecho de que «la gente está saturada de ofertas y promociones durante todo el año».

Por eso, cree que, en poco tiempo, «seguramente muchos empezarán con descuentos más fuertes, de hasta el 50% o 60%» para poder vender el género.

También considera que hay quien prefiere gastar más en gastronomía y turismo.

Por su parte, José Luis Ventura, presidente de la Asociación de Comerciantes de Vera-Elena, añade que las grandes plataformas cada ven hacen «mayor competencia» al pequeño comercio y que «los hábitos de compra han ido cambiando».

Almacenes casi llenos en Plasencia

Ventura subraya además que ha sido «un año raro porque el tiempo no nos ha acompañado. Ha hecho frío y ha llovido mucho y prácticamente el calor ha llegado ahora». Esto ha dejado los almacenes «prácticamente llenos», por lo que los comercios no pueden comenzar con descuentos muy altos si quieren cubrir los costes y, si las rebajas son muy agresivas, al final saldrán perdiendo.

En su opinión, salvo que se hagan «rebajas muy agresivas, prácticamente liquidaciones», el público no acude ya en masa a los comercios.

Respecto a la venta por internet, Fescop ha estrenado un Market place en su página web con comercios que ofrecen sus productos on-line. Cada vez son más, pero igualmente tienen que competir con plataformas que ofrecen productos a precios mínimos, e incluso a veces sin gastos de envío.

Por todo, Ventura cree que «el pequeño comercio está en peligro» y la prueba son los negocios que cierran. Subraya que el sector necesita ayuda del Estado, la Junta y el ayuntamiento y quiere sentar a todos los implicados en una mesa para buscar soluciones. «Nos bombardean por todas partes y tenemos pocas armas». 

Suscríbete para seguir leyendo