La fruta se ha erigido como uno de los alimentos más sanos y que se puede consumir por sus escasas calorías. Sin embargo, circulan numerosos bulos que disuaden: ¿Debe comerse después de las comidas? ¿Y en la cena? ¿Engorda? ¿Mejor entera o en zumo?... Lo que sí recomiendan los nutricionistas es el consumo de cinco piezas de fruta o verdura al día para que nuestra alimentación sea sana y equilibrada.

Te desvelamos algunos secretos de la fruta y su ingesta nocturna, sobre todo si desean perder peso. Seguro que alguna vez has dudado si sustituir los alimentos de la cena por fruta es una buena opción. Los especialistas en nutrición centran su recomendación en comer sano y con las calorías suficientes para cargarte de energía. Pero, claro, no se trata de excederse ni de errar comiendo alimentos hipercalóricos o industriales, que no benefician ni al peso ni a la salud.

Por ello, la recomendación de los nutricionistas se basa en la fruta y la verdura, pero hay que saber elegirlas. También advierten de la necesidad de desterrar mitos sobre el azúcar de la fruta y recalcan que su fructosa aporta las calorías necesarias para el día a día

Por ejemplo, la fresa resulta ideal en la cena. Así lo recomienda el nutricionista Joel Torres en sus redes sociales: "Esta fruta tiene muy pocas calorías apenas 33, es rica en antioxidantes, en viamina c, manganesao, folato, potasio… y se relaciona además con la prevención de determinadas enfermedades". Además, el experto recalca el poder saciante de este alimento.

Pero con el cambio de alimentación no basta. Debe acompañarse con modificaciones en los hábitos como cenar temprano, no consumir alcohol y desterrar de tu dieta la comida considerada basura y aquella con excesivamente grasa.