Podcast

“Las mujeres recomiendan menos sus empresas que los hombres”

¿Se puede ser feliz en el trabajo? ¿Influye el buen ambiente laboral en la productividad y eficiencia? Elena Méndez, experta en experiencia de empleado, ofrece todas las claves

“Las mujeres recomiendan menos sus empresas que los hombres”.

“Las mujeres recomiendan menos sus empresas que los hombres”.

Redacción

El buen ambiente de trabajo no sólo incide positivamente en el ánimo del empleado. También influye en la rentabilidad y en el crecimiento empresarial, tal y como apunta para Woman Business Elena Méndez, directora de enEvolución, empresa que asesora a todo tipo de organizaciones en pro de una mayor calidad laboral y que apuesta firmemente por una buena comunicación para llevarlo a cabo: “Lo peor que se puede hacer es actuar sin escuchar. Hay que dedicarle tiempo a la escucha, pero a veces en las agendas solo aparecen las tareas y no las personas”, apunta Méndez.

 La clave está, por tanto, en demostrar al trabajador que además de estar involucrado en un proyecto se atiende a sus necesidades. Algo que según la experta, no siempre se cumple: “Teníamos un cliente que estaba muy orgulloso del kit de bienvenida que le daba a los nuevos empleados, algo en lo que se gastaba muchísimo dinero. Pero cuando le preguntamos a la gente nueva qué era lo que más habían valorado al entrar en la empresa nombraron dos cosas: que hubiera alguien que les recibiera el primer día y les explicara sus funciones y que alguien les dijera dónde estaban el comedor y el baño”, explica la ejecutiva.

“Las mujeres recomiendan menos sus empresas que los hombres”.

“Las mujeres recomiendan menos sus empresas que los hombres”.

Todo un ejemplo de que, en muchas ocasiones, los objetivos se centran en cuestiones más elaboradas y no por ello relevantes para el empleado. “Nos vamos a cosas muy sofisticadas que no son prioritarias en vez de preguntar qué necesita la gente”, apunta Méndez.

De ahí la importancia de contar con expertos en múltiples disciplinas que puedan facilitar la detección de las necesidades adecuadas y, no menos importante, aplicar la empatía: “A veces miramos demasiado al negocio y nos olvidamos de escuchar a las personas. Además escuchar de forma empática exige humildad para entender desde otro punto de vista y a veces no tenemos tiempo o a veces nos da miedo no vaya a ser que lo que escuchemos no nos gusta”.

Una escucha que ofrece matices en función del género y que subraya la exigencia y las expectativas como elementos de suma relevancia: “Las mujeres recomiendan menos sus empresas que los hombres y dan más importancia a recibir información y que sean escuchadas”, apunta.

Puedes escuchar el podcast completo en la tribuna de Woman Business. Un espacio, conducido por la periodista Fátima Iglesias, que está dedicado a las mujeres más influyentes de nuestro país en sectores tan dispares como la tecnología, el turismo, la medicina, la banca o la inteligencia artificial.

#WomanBusiness, la gran apuesta por el liderazgo y el talento en clave femenina.

Los podcast estarán disponibles en Google Podcast, iVoox, Apple PodcastAmazon Music y Spotify. Elige tu plataforma favorita y ¡dale al play!