Alerta sanitaria

Sanidad pide a las regiones que busquen casos de hepatitis de origen desconocido en niños

Ya se han detectado tres casos en Madrid, Aragón y Castilla-La Mancha

El primer caso se ha dado en el hospital de Ciudad Real.

El primer caso se ha dado en el hospital de Ciudad Real.

EP

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid está investigando tres casos aislados de niños infectados por hepatitis aguda severa de origen desconocido. Se trata de tres menores con edades comprendidas entre los dos y siete años procedentes de Madrid, Aragón y Castilla-La Mancha.

Todos ellos han requerido ingreso hospitalario en un centro madrileño y uno de los menores ha precisado trasplante hepático. En cualquier caso, los tres han evolucionado favorablemente, ha indicado la Consejería de Sanidad.

El pasado lunes, el Ministerio de Sanidad envió a las comunidades autónomas una alerta sanitaria internacional decretada por la Organización Mundial de la Salud a raíz de los casos detectados en población infantil del Reino Unido.

En este sentido, el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) ha informado de un aumento de casos de hepatitis aguda en niños durante las últimas semanas en Reino Unido, cuyo origen es desconocido.

A través de un comunicado, el organismo europeo detalla que el cuadro clínico en los casos identificados es el de una hepatitis aguda grave con transaminasas marcadamente elevadas, que a menudo se presenta con ictericia, a veces precedida por síntomas gastrointestinales que incluyen vómitos como característica prominente, en niños de hasta 16 años de edad.

Por ello, ha instado a "aumentar la concienciación entre los médicos que atienden a los niños, para determinar si hay casos similares en otros países". Igualmente, anima a los médicos a notificar a los Institutos Nacionales de Salud Pública los casos de hepatitis aguda en niños de hasta 16 años con una transaminasa sérica >500 UI/L, en los que se haya excluido la hepatitis A a E.

En Inglaterra se están investigando aproximadamente 60 casos, la mayoría de ellos en niños de entre 2 y 5 años. Algunos han evolucionado hacia una insuficiencia hepática aguda y han requerido el traslado a unidades hepáticas infantiles especializadas. Además, un pequeño número de niños ha sido sometido a un trasplante de hígado.

En Escocia, 10 casos requirieron ingreso hospitalario en niños de entre 1 y 5 años de edad y están siendo investigados. La mayoría de los casos en Escocia se presentaron a partir de marzo de 2022.

En Gales, actualmente no se conocen casos bajo investigación, pero un número muy pequeño de casos de principios de 2022 tuvo presentaciones clínicas similares. En Irlanda del Norte, no hay actualmente ningún caso confirmado.

Por el momento, el ECDC desconoce la causa de la hepatitis en estos casos, ya que los virus comunes que pueden causar hepatitis (virus de la hepatitis A, B, C, D y E) no se han detectado en ninguno de los casos.

Tampoco está claro si podría estar relacionado con el coronavirus, ya que "algunos de los niños hospitalizados en Inglaterra sí han dado positivo en COVID-19 y otros en las de adenovirus". "Por el momento no hay una conexión clara entre los casos notificados. No se conoce ninguna relación con posibles viajes al extranjero", apostilla el ECDC.

Dolor, vómitos e ictericia

En virtud del Reglamento Sanitario Internacional, la Dirección General de Salud Pública ha trasladado este aviso al sistema sanitario madrileño, en especial a las unidades de cuidados intensivos pediátricas, con objeto de identificar posibles casos, también con carácter retrospectivo desde el pasado mes de enero.

Los síntomas son dolor abdominal, vómitos o ictericia (coloración amarilla en la piel). La mayor parte de los afectados, según la alerta internacional, evoluciona de forma favorable, pero en un porcentaje menor de los casos han precisado trasplante hepático.

Sanidad aconseja como principal medida preventiva el lavado frecuente de las manos, cubrirse al toser con la parte interior del codo y emplear pañuelos desechables.

Además, recomienda consultar con el pediatra si el menor comienza con síntomas que se agravan en pocos días y recuerda que solo deben recibir los medicamentos prescritos por su médico o pediatra.