El día de San Juan, este viernes 24 de junio (19.30 horas), los matadores de toros extremeños Antonio Ferrera y Alejandro Talavante se alternarán mano a mano para estoquear un encierro de seis toros de la ganadería de Zalduendo, en Badajoz. Supondrá la reaparición de Talavante en la región. De esta forma, los dos toreros comparten cartel para dar lidia y muerte de los astados anunciados. La verdadera esencia de esta modalidad taurina estriba en la competencia que pueda haber entre los diestros participantes y el interés que suscite entre el público, precisamente por esas dos premisas, por la rivalidad y por su excepcionalidad en el coso de Pardaleras.

Antonio Ferrera, en imagen de archivo. OTO MARABEL

Ambos protagonizarán un festejo de altos vuelos que está generando una gran expectación. En este caso se trata de dos buenos amigos. Son la demostración de que Extremadura siempre ha dado grandes toreros. Talavante lo define como «un día soñado y todo lo que va a acontecer en la plaza pacense va a estar cargado de mucha verdad». Por su parte, Antonio Ferrera resalta los componentes «tan especiales» que tiene este año la feria Badajoz, donde se vivirá «una tarde con sentimiento».