“Todos vivimos con el objetivo de ser felices; nuestras vidas son todas diferentes y sin embargo, tan iguales”. La genial frase de la mundialmente conocida Ana Frank refleja el espíritu del 25N: la lucha para que miles de mujeres víctimas de violencia de género sean felices, que logren una vida “normal”.

Comprometidos un año más las víctimas de violencia de género, el equipo de Clece Extremadura se ha sumado a las acciones programadas para visibilizar esta lacra y, a la vez, difundir un mensaje de esperanza. Más de 220 trabajadores y trabajadoras de Clece en Extremadura se han sumado por séptimo año a la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer bajo el lema ‘Reescribe tu historia”, porque la empresa comprueba día a día que estas víctimas salen adelante y consiguen escribir un futuro mejor para ellas y sus familias. Gracias a la inserción laboral, todas estas mujeres levantan los cimientos de su nueva vida porque logran una independencia económica vital para conseguir una vivienda, pagar facturas o sacar a sus hijos adelante. En los diferentes servicios de Clece Badajoz hay contratadas 4mujeres víctimas de violencia de género, uno de los colectivos en los que se focaliza el proyecto social de la empresa y sobre el que la compañía está especialmente sensibilizada.

Manifestación en las redes sociales

Consciente del gran reto social que supone acabar con la violencia, la plantilla de Clece Extremadura ha participado de nuevo en la manifestación virtual realizada esta mañana en las redes sociales bajo el hashtag: #UnaVidaSinViolencia. Además, este año se ha llevado a cabo una acción especial, una concentración simbólica de los trabajadores y trabajadoras de mantenimiento en los hospitales de Badajoz. A las 10.00 horas, el personal de Clece, junto con su gerente, Manuel García Gallego, paraban cinco minutos sus tareas para concentrarse en la entrada del Hospital Universitario de Badajoz y en el del Perpetuo Socorro. “Han sido unos minutos simbólicos porque hay que seguir prestando nuestro servicio en los hospitales, pero hemos querido mostrar así nuestro fiel compromiso con los colectivos más vulnerables. En este caso, con las víctimas de violencia de género”, ha explicado el gerente de Clece Extremadura, Manuel García Gallego.

La empresa

Clece nace hace más de 30 años con el objetivo de mejorar la vida de las personas, tanto de las que prestan servicios, como de las que los reciben. La inclusión laboral y la sensibilización hacia colectivos más vulnerables –más de 9.300 empleados pertenecen a estos colectivos en toda España– son pilares de la innovación social de Clece.