Tragedia en Castellón, donde un conductor ebrio ha matado este viernes por la tarde a tres peatones en un atropello múltiple ocurrido en la avenida de Alcora.

El accidente ha sucedido a las 18.00 horas a la altura del número 112, justo al lado de un estanco y una tienda de costura y enfrente del popular restaurante Hermanos Zafón. Las circunstancias del accidente están siendo investigadas por la Policía Local de la capital de La Plana, aunque según las primeras hipótesis el conductor circulaba a gran velocidad, ha perdido el control del turismo y se ha subido a la acera, donde ha arrollado mortalmente a las tres víctimas.

Las víctimas son un hombre de 63 años con iniciales A.G.C, y dos mujeres, F.C.M de 70 y C.A.S de 79 años.

Detenido al grito de "asesino"

El conductor que ha provocado la tragedia, un joven español de 24 años que responde a las siglas J.V.G, dio positivo en el control de alcoholemia y ha sido detenido. Agentes municipales lo han subido a un coche patrulla entre aplausos de la gente para los efectivos y gritos de "asesino" para el autor del brutal atropello. El copiloto, que responde a las siglas C. V. R., resultó herido con politraumatismo. Tanto el conductor como el copiloto fueron dados de alta en el Hospital General tras revisar su estado.

Al parecer el detenido habría pegado sendos volantazos antes de arrollar a los fallecidos, que han perdido la vida en el acto. El coche ha quedado montado sobre la acera, con graves daños en toda la carrocería, frente al portal 112.

La desgarradora llegada del hijo de una víctima: "Mamá, ¿qué te han hecho?"

Había transcurrido una hora desde que se había producido el accidente cuando la llegada del hijo de una de las víctimas ha hecho enmudecer a todos los presentes. Totalmente destrozado, llegaba entre gritos desesperados al lugar del accidente y se desmoronaba junto al coche del autor del atropello. "Mamá, mamá...¿pero qué te han hecho?", lloraba, desesperado, mientras los policías lo sostenían en volandas e intentaban consolarlo en vano. De rodillas sobre el frío asfalto, el dolor más inhumano se apoderó de uno de los familiares ante la mirada de más de un centenar de personas.

El hijo de una de las vecinas del número 112, concretamente de la cuarta planta del edificio, ha tenido que ser atendido por los servicios sanitarios desplazados al lugar por el estado de nervios que presentaba. Tanto ha sido así que, por momentos y absolutamente roto de dolor, preguntaba dónde se encontraba, como si su mente no fuera realmente capaz de procesar el shock vivido.

Decenas de testigos

Personal de la autoescuela cercana al punto del accidente se ha presentado instantes después del accidente en el restaurante Hermanos Zafón pidiendo urgentemente que alguien llamara a la policía. La extrema gravedad del suceso se intuía desde el primer instante y decenas de vecinos y comerciantes se han movilizado para contactar con los equipos de emergencias.

Toda la avenida Alcora ha quedado cortada en ambos sentidos para que ambulancias, bomberos, Policía Local y Nacional pudieran realizar su trabajo en el lugar de los hechos. Dos ambulancias de Soporte Vital Avanzado (SVA) y otras de Soporte Vital Básico (SVB), con dos equipos sanitarios del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) han atendido a los heridos.

Hasta el lugar se ha desplazado el concejal del Ayuntamiento de Castellón José Luis López, quien ha seguido de cerca las primeras actuaciones policiales.