Los hermanos Emilio y Manuel S.M. se sentarán en los próximos días en el banquillo de la sala de vistas de la Audiencia Provincial de Badajoz en su sede de Mérida por asesinar presuntamente a Ángel L.M.S. , de 67 años, el 23 de mayo de 2017 en Don Benito. El suceso ocurrió a plena luz del día, concretamente sobre las 10.30 horas de la mañana, cuando la víctima paseaba por la plaza de Cijara, de la mencionada localidad.

Tanto Emilio como Manuel se enfrentan a una petición de 25 años de cárcel por parte de la Fiscalía en el juicio con jurado a celebrar la próxima semana. Un juicio que estaba previsto para el pasado mes de octubre, pero que fue aplazado finalmente a este año. Ambos acusados se enfrentarían también a penas por tenencia ilícita de armas.

Al parecer, la víctima se encontraba en esta plaza dombenitense paseando a sus perros, cuando fue tiroteado. El fallecido había regentado una sala de fiestas en la carretera Don Benito-Medellín y presuntamente era vigilado por los acusados hasta el punto que conocían sus horarios y rutinas.

Los hermanos huyeron del lugar en un vehículo hacia Mérida, donde fueron detenidos a las pocas horas como resultado de un importante despliegue policial en su búsqueda.

Además de la petición de prisión, la Fiscalía solicita una indemnización de 125.000 y de 150.000 euros para la esposa y para los dos hijos del fallecido, respectivamente.

Emilio S.M. fue condenado en julio del pasado año por la Audiencia Provincial de Badajoz a 23 años de prisión, por asesinar a un hombre en diciembre de 2016, en el entorno de la avenida del Pilar, también en Don Benito, al cual disparó cuatro veces, aunque en esta ocasión fue por la noche. Además, la Sala le condenó a la pena de un año y siete meses de cárcel por el delito de tenencia ilícita de armas y le prohibió acercarse y comunicar con la hija y hermanos del fallecido por un periodo de 33 años.

Ya en el juicio celebrado en el mes de julio de 2020, a Emilio se le aplicó el agravante de reincidencia, ya que había sido condenado con anterioridad por tenencia ilícita de armas y a la pena de nueve años de prisión por un delito de homicidio por la Audiencia Provincial de Ciudad Real.

Los dos acusados son hermanos a su vez del autor del triple crimen del club Tabarín cometido en marzo de 2012, José S.M., que cumple actualmente condena por este hecho.