La Comunidad General de Usuarios del Canal de Orellana emitió ayer un comunicado en el que daba a conocer que, «con los recursos disponibles a día de hoy, y aplicando la legislación específica», únicamente se podrá atender el riego de supervivencia de los cultivos permanentes. Así lo trasladó la entidad, quien explicó también que la actual previsión queda sometida a los «probables cambios» que se produzcan en la situación hídrica hasta el inicio de la campaña, por lo que esta comunidad actualizará semanalmente esta previsión.

Por otro lado, la dotación de la última campaña para la CGU fue de 467 hectómetros cúbicos, logrando un importante ahorro de agua al final de campaña. Sin embargo, de cara a la próxima, la escasez de agua y la delicada situación que atraviesa el sector avanzan a un año difícil para el sector en la comarca de Vegas Altas.