Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Urbanismo

El entorno de la zona centro de Villanueva será sometido a una remodelación

La inversión ronda el millón de euros y prevén empezar en marzo o abril

Calle Ramón y Cajal de Villanueva de la Serena. EL PERIÓDICO

El entorno de la parroquia de la Asunción, la plaza de las Ánimas y la calle Ramón y Cajal será sometido a un proyecto de transformación que se llevará a cabo a través de la EDUSI y con la ejecución de la Diputación de Badajoz. Se trata de unas obras, según señaló ayer lunes en rueda de prensa el alcalde, Miguel Ángel Gallardo, que podrían dar comienzo en marzo o abril del próximo año y para el que se va a destinar una inversión de 882.000 euros. 

Gallardo expuso que se trata de una «importante actuación» que afectará a un espacio cercano a los 3.400 metros cuadrados. Del mismo modo, detalló que el objetivo es «dar respuesta a una demanda existente por parte de los comerciantes de dicha calle y del comercio de la zona centro, además de completar así el proceso iniciado años atrás para mejorar la accesibilidad y la plataforma única en la zona centro de la ciudad». 

Desde el punto de vista de Gallardo, con esta actuación «se contribuirá a reactivar la actividad en esta calle», por lo que cree que de esta forma también se mejorarán las «oportunidades de negocio». 

No obstante, reconoció que este proyecto de remodelación del entorno urbano de la zona centro viene de atrás, pero dado que la última reforma de la calle Ramón y Cajal tuvo lugar en 1997, prefirieron esperar. «con el paso del tiempo se han ido deteriorando los materiales, por lo que ahora se ennoblecerá el entorno de la parroquia con el uso del granito como elemento principal», dijo Gallardo, quien recordó que la parroquia fue declarada Bien de Interés Cultural hace algunos meses, por lo que la actuación en este entorno ha tenido que ser supervisada por Patrimonio de la Junta de Extremadura. 

Más espacios

Además, la plaza de las Ánimas también será remodelada, por lo que este espacio también quedará integrado. También se suprimirá la zona de aparcamientos que hay frente a la fachada de la iglesia y se liberará dicha fachada del cableado al tiempo que se eliminarán los desniveles que hay en el frente de la parroquia. En la calle Ramón y Cajal se van a sustituir las actuales baldosas por otras combinadas con granito gris, granito negro y mármol blanco haciendo un guiño al nombre popular de la calle, la cual se conoce como ‘calle de los baldosines’. 

La previsión, según expresó el alcalde villanovense, es que las obras puedan iniciarse durante el primer semestre de 2023, entre marzo y abril, y cuyo plazo de licitación se extenderá hasta el 7 de diciembre. 

Compartir el artículo

stats