Recientemente, Mercadona ha añadido ciertos productos a sus instalaciones que están teniendo mucho éxito entre la clientela. Se tratan de empandas. Y es que, no hay nada como preparar una buena empanada casera pero a veces no tenemos el tiempo y/o los ingredientes necesarios en ese momento para hacerla.

Por eso, muchas personas recurren a las empandas que se venden en los supermercados, porque pueden estar muy a la altura de las caseras, como es el caso de las del Mercadona. Actualmente, se venden de cuatro tipos.

Por un lado, tenemos la empanada de atún, que se vende en dos tamaños: 500 gramos, para disfrutar en casa, y 1,120 kilos, ideal para compartir o llevar a una celebración. Su masa es crujiente y su relleno, jugoso. Además de atún, lleva un poco de pimiento y calabacín asados con tomate, así como un ligero toque de albahaca.

La empanada de pollo y setas es otro clásico. Quizás el truco esté en la crema de queso blanco pasteurizado que junta los dos ingredientes principales. Se vende en formato de medio kilo.

Por otro lado, la empanada de verduras es la favorita de muchos clientes, ahora con una versión mejorada. El relleno de vegetales asados tiene un ligero toque al curri, y además, es apta para veganos.

Nueva empanada

La empanada de boloñesa llega a los lineales de la cadena de supermercados. De color dorado, está compuesta por una mezcla de carne de vacuno y de cerdo, elaboradas al estilo de esta típica salsa.

Las empanadas de Hacendado son fabricadas por la empresa Ingapan (Lugo, Galicia), que elabora la de pollo y setas y la boloñesa, y Delicias Coruña (A Coruña, Galicia), que produce la de atún y las de verduras.