Hogar

El misterio de las manchas rojas en la ropa blanca después de usar lejía: ¿por qué aparecen?

El misterio de las manchas rojas en la ropa blanca después de usar lejía

El misterio de las manchas rojas en la ropa blanca después de usar lejía / El Periódico

En ocasiones, al lavar ropa blanca con lejía, podemos encontrarnos con la sorpresa de que aparecen manchas rojas. Esta situación no tiene nada que ver con la presencia accidental de una prenda de color en la colada, sino con algo que usamos con frecuencia, especialmente en verano.

A muchos nos ha pasado: abrimos la lavadora y descubrimos que nuestras prendas blancas han cambiado de color. Generalmente, pensamos que se debe a un descuido, como un calcetín rojo escondido entre la ropa o una prenda de color que se deslizó inadvertidamente en la colada. Sin embargo, en algunas ocasiones, no encontramos ninguna prenda culpable, lo que nos deja desconcertados sobre la causa de esas manchas de color.

¿Por qué la ropa blanca se vuelve roja?

Una de las razones más comunes por las que la ropa blanca puede aparecer con manchas rojas después de usar lejía está relacionada con la reacción química del hipoclorito de sodio, el componente activo de la lejía. Este compuesto puede reaccionar con el hierro presente en el agua, formando óxido, el cual se adhiere a la ropa y le da ese tono rojizo.

Otra causa posible es el contacto de la lejía con restos de protector solar en la ropa. Durante el verano, es común usar cremas solares, y si estas permanecen en las prendas, la lejía puede reaccionar con ellas, resultando en manchas rojas o incluso de un rosa brillante. Este fenómeno es especialmente frecuente en verano, cuando el uso de protectores solares es mayor.

¿Cómo eliminar las manchas?

Después de ver nuestra camisa o vestido blanco completamente manchado de rojo, es inevitable pensar que ya podemos despedirnos de esa prenda, pero no es así, existe solución y no es echar más lejía.

Si al sacar tu prenda de la lejía la encuentras teñida de rojo, mete la prenda sola en la lavadora y elige un programa corto. Al terminar, verás que el rojo no ha desaparecido del todo, pero no te preocupes, aún falta un paso del proceso.

Sécala directamente al sol, este se encargará de terminar el proceso de desaparición de esas manchas tan escandalosas. Aunque parezca mentira, funciona.

Precauciones al usar lejía

Las prendas blancas requieren cuidados especiales para mantener su luminosidad y evitar daños. A pesar de la aparición de numerosos productos y métodos blanqueadores, la lejía sigue siendo uno de los productos más efectivos. Sin embargo, su uso debe ser cuidadoso. Es crucial seguir las instrucciones y no excederse en la cantidad de lejía, ya que su naturaleza corrosiva puede dañar los tejidos.

Antes de utilizar cualquier producto de limpieza, incluida la lejía, es fundamental revisar las etiquetas de las prendas para asegurarse de que pueden soportar el tratamiento sin sufrir daños. De esta forma, evitaremos sorpresas desagradables y mantendremos nuestra ropa blanca en perfecto estado.

En resumen, las manchas rojas en la ropa blanca lavada con lejía pueden deberse a reacciones químicas con el hierro del agua o con protectores solares, pero con este truco, no volverás a desechar tus prendas nunca más.