Ikea no deja de sorprender. El gigante sueco de la decoración y el mueble es famoso por sus diseños prácticos, asequibles y que quedan prácticamente bien en todos los hogares por su sencillez y minimalismo. Y ahora lo ha vuelto a hacer: ha dejado a todos con la boca abierta con un nuevo armario con puerta que levanta pasiones por su imagen y, sobre todo, por su precio, ya que apenas cuesta 39 euros. Se trata del armario Eket, que la multinacional sueca ha bajado de precio en nuestro país.

En la página oficial del gigante de muebles es el artículo más valorado por los clientes. "Compra estupenda". "Fantástico" son algunas de las reseñas que han dejado los clientes para valorar esta compra.

Empleo en Ikea

Pero ¿cómo pedir trabajo? En este enlace Ikea pone a disposición de sus aspirantes un formulario para pedir trabajo.

La solución más fácil que consiguieron para agilizar el proceso fue intervenir en la zona del sótano, con un sistema de carga directa a la camioneta para su salida hacia los domicilios. “En este caso, la inversión no ha sido elevada, pero puede generar mucho”, recalca Díaz.

La firma ya alcanza los 330 trabajadores en Siero, tras una subida del 10% en el empleo en el último año. “Esto se ha conseguido porque se ha incrementado un 50% la demanda de los servicios online En vez de aumentar y reducir la plantilla, hemos decidido mantenerla y aumentarla”, subraya el director del establecimiento.

Los buenos números dan seguridad a la multinacional nórdica que ya prevé una importante inversión de cara a 2022. “Tenemos el objetivo de reducir nuestra huella de carbono y, por eso, instalaremos paneles solares en toda la cubierta de la nave. Será una apuesta importante”, destaca Díaz.

Las buenas sensaciones en lo que se refiere a la llegada y crecimiento de empresas en el municipio van in crescendo con el paso de los meses. Destaca el desembarco de Amazon en Bobes, con las obras muy avanzadas y previsión de superar el millar de empleos. Algo más de una decena de empresas habían cerrado la reserva de suelo en ese mismo polígono, pero su identidad sigue sin conocerse debido a los estrictos contratos de confidencialidad.