¿Qué parte del hogar te cuesta más mantener limpia? Está claro que la cocina y el baño son las zonas que más suciedad acumulan. En el lugar donde hacemos la comida se hace difícil eliminar la grasa, sobre todo en los electrodomésticos.

Tanto el horno, la nevera, la campana extractora o el lavavajillas se utilizan a menudo. Muchos de ellos son de acero inoxidable y la duda más repetida es cómo limpiarlos. ¿Existe algún truco? Rotundamente, sí. Sin tener que acudir al supermercado en busca de productos de limpieza químicos y al alcance de todos.

El ingrediente que conseguirá hacer relucir tus electrodomésticos y utensilios de acero inoxidable te sorprenderá por su precio económico a la par que por sus increíbles resultados.

¿De qué ingrediente se trata? Tu principal aliado de ahora en adelante será el vinagre blanco. Con múltiples usos en la limpieza del hogar, para la cocina también se trata de una buena alternativa. ¿Cómo prepararlo? Tendrás que mezclar agua y vinagre en una botella, a poder ser con pulverizador, a partes iguales

Ya solo tendrás que pulverizar la superficie a limpiar y recoger la "pócima" con una bayeta. Luego solo podrás observar que el resultado es una cocina reluciente.

Cocina de acero inoxidable. El Periódico

Otra mezcla "milagrosa" y que puede ser una buena alternativa al vinagre, la conseguirás si te haces con: maicena, bicarbonato de sodio, jabón y aceite (de oliva o girasol). Para obtener un buen limpiador de acero deberás añadir dos cucharadas de maicena, una de bicarbonato y tres de aceite en un recipiente. Después, ve añadiendo agua poco a poco y jabón (sirve el de fregar los platos) en pequeñas cantidades hasta conseguir espesar algo la mezcla.

Después, coge una esponja o estropajo y repártelo por la superficie sucia. Por último, retira el producto con un trapo húmedo o una bayeta.