Despiden a una camarera por tener pelos en las axilas

Desde su lugar de trabajo apuntan que el verdadero motivo del despido es la mala conducta de la trabajadora

Despiden a una camarera por tener pelos en las axilas

Despiden a una camarera por tener pelos en las axilas

Una trabajadora de un chiringuito de Badalona denuncia haber sido despedida por tener vellos en las axilas. Supuestamente, un cliente se habría quejado de esto y la empresa rápidamente rescindió el contrato de la camarera.

Según la versión ofrecida por la camarera: "Ante los hechos ocurridos después de la emisión del comunicado de ayer, hago saber por medio del colectivo Qaliu, el cual ha sido mi altavoz durante este proceso, que se está llevando a cabo un diálogo entre la empresa y el sindicato que me representa (CNT-AIT), en el cual se está poniendo encima de la mesa las siguientes acciones: el reconocimiento de errores cometidos por parte de la empresa, la predisposición a reparar daños, la negociación de una posible indemnización según marca la ley, y lo más importante, que nunca vuelva a ocurrir lo que ha pasado", se puede leer en el Instagram de QaliuBDN.

Despiden a una camarera por tener pelos en las axilas.

Despiden a una camarera por tener pelos en las axilas. / Instagram QaliuBDN

Por su lado, el chiringuito también ha lanzado un comunicado para defenderse diciendo que unos clientes se quejaron de los vellos en las axilas que tenía esta mujer y admiten que en una mala gestión de la situación decidieron cambiar el código de vestimenta. Más tarde, cambiaron de versión mostrando su rechazo a cualquier tipo de discriminación. Añaden que tienen testimonios de trabajadores y clientes que confirman que el verdadero motivo del despido es por una conducta conflictiva. "Exigimos que ponga fin a la difusión de información incorrecta y esta situación sea resuelta. Instamos a abordar este asunto desde todas las perspectivas".

Finalizan el comunicado diciendo que durante las negociaciones fue la trabajadora la que rompió el acuerdo de silencio iniciando una campaña mediática que está causando graves daños sustanciales a la empresa.