La confesión de Gabriela Guillén sobre si el apellido de su hijo será Osborne o no: "No se va a hacer lo que yo quiera..."

Gabriela ha vuelto a desmentir los rumores sobre la existencia de un contrato de confidencialidad

La confesión de Gabriela Guillén sobre si el apellido de su hijo será Osborne o no: "No se va a hacer lo que yo quiera..."

EP

Gabriela Guillén se ha convertido en el personaje más buscado desde que el miércoles pasado Bertín Osborne y ella emitieron un comunicado conjunto en el que el presentador asumía la paternidad de su hijo y, reconociendo sus errores del pasado, se comprometía a ofrecer las mejores posibilidades al menor.

Desde entonces son muchas las informaciones, especulaciones y rumores que han surgido respecto a cómo alcanzaron este acuerdo, si el cantante reconoció la paternidad después de hacerse las pruebas de ADN en un laboratorio privado, y los próximos pasos que darán en lo que al pequeño se refiere.

A la espera de llegar a un acuerdo sobre la manutención y el régimen de visitas, puesto que aunque Bertín todavía no conoce al niño todo apunta a que una vez ha comprobado que es hijo suyo le gustaría tener relación con él, fuentes cercanas a Gabriela han deslizado que la modelo estaría dispuesta a cambiarle los apellidos al menor, que hasta ahora llevaba tan solo los suyos, para ponerle Ortiz Guillén.

Proceso judicial

Envuelta en la polémica, la joven ha comentado la posibilidad de que su hijo lleve el apellido del famoso cantante. "Supongo que sí", ha respondido cuando se le ha preguntado si su hijo llevará el apellido de Osborne. Sin embargo, ha aclarado que la decisión final sobre el nombre completo del niño la tendrá que decretar un juez. "No es que yo quiera. No se va a hacer lo que yo quiera, esto tiene un proceso que lo decretará el juez", explica.

En cuanto a su relación actual con Bertín, ha asegurado que "está todo bien", aunque deja claro que está ansiosa por que termine todo el proceso judicial. "Sí, quiero tranquilidad", confiesa la joven, mostrando su deseo de poner fin a la demanda por paternidad y poder continuar con su vida con más serenidad.

Además, Gabriela ha vuelto a desmentir los rumores sobre la existencia de un contrato de confidencialidad con Bertín Osborne. "Siempre me preguntáis lo mismo. Ya he dicho que no", afirma contundente. Al ser preguntada sobre si está dispuesta a contar toda la verdad una vez concluido el proceso judicial, no duda en responder: "Como siempre lo he hecho".

Respecto a si el presentador tendrá que someterse a pruebas de paternidad, admite que no tiene información al respecto: "No tengo ni idea".