El teléfono móvil se a convertido en un dispositivo esencial para cada persona, ya sea por cuestiones de adicción, de ocio e incluso, laborales. Miles de personas no aguantarían un día sin usar su móvil. Pero estos dispositivos, aunque traen ventajas, generan varios problemas. Especialmente, relacionados con su batería.

Como sabemos, la batería es uno de los componentes más sensibles que tienen los teléfonos inteligentes actuales. Y normalmente, se estropea o desgasta por los malos hábitos que tenemos. A continuación, te explicamos cuales son los mejores trucos o hábitos para cuidar la batería de tu móvil, sobre todo si tienes un iPhone.

Hacer cargas intermitentes

Por ejemplo, se puede realizar una carga del 30% al 50%, para después pausarla y continuarla en unos minutos, con el fin de cargar nuevamente el móvil, esta vez del 50% al 70%. De esta forma, la batería se calentará menos o, incluso, nada en el proceso de carga y, por ende, sufrirá menos.

Usar el cargador original

Lo más recomendable es utilizar cargadores oficiales. Si se trata de una excepción, puedes cargarlo con un cargador genérico, pero intenta que no ocurra a menudo. Sucede que estos cargadores no están regulados por el fabricante, y pueden estropear la batería a largo plazo.

Evita usar el móvil mientras lo cargas

No se recomienda utilizar el móvil en el momento en el que está cargando, porque eso demanda mucha energía, sobre todo si en vez de estar conectado a Wifi, estás usando 3G o 4G. Como consecuencia, la batería se sobrecalentará y eso hará que su capacidad potencial se vea muy disminuida.

No hacer muchos ciclos de carga

Para entender esto, es necesario saber que los ciclos de carga son las veces en las que la batería de un móvil se carga del 0% al 100%, sea de forma continua o interrumpida. Cuando se acercan a los 400 o 500 ciclos de carga, la batería peligra. Y esto puede ocurrir muy rápido si usamos el móvil muy a menudo y lo cargamos más de dos veces al día. Por lo tanto, hay que reducir el uso del móvil para que esto no ocurra.

Mantener el porcentaje entre 20 y 80

Cargar la batería al 100% disminuye su rendimiento con el paso del tiempo. Dejar que el nivel de carga baje a menos del 20% en repetidas ocasiones tampoco es recomendable. Lo ideal es mantener dicho nivel de carga entre un 20% y 80%.