Un año más, los tunos de la Tuna de Magisterio de Cáceres cantaron a la patrona de la ciudad, la Virgen de la Montaña. En esta ocasión, la covid-19 les obligó a subir al santuario.