«Venimos desde septiembre con ella, hacemos muchas actividades lúdicas para que los niños no tengan miedo y aprendan a nadar. Gracias a la experiencia de Mª José, Martín ha progresado mucho y ha perdido el miedo al agua que tenía al principio»