El cacereño Javier Rodríguez y la belga Evelien Huylorethts se conocieron durante unas vacaciones en Mallorca. Ahora regresan a la ciudad y hacen del centro de la capital el paraíso del chocolate