Listado por numerosas publicaciones especializadas como uno de los mejores Carnavales del país celebrados en el medio rural, el PeroPalo podría lucir perfectamente la vitola nacional.