Con tan solo seis alumnos, el colegio de Alonso de Ojeda ha reabierto sus puertas tras 5 años cerrado. Es uno de los ocho centros rurales extremeños que se mantienen con menos de ocho escolares