Medio millar de personas se ha concentrado para pedir justicia a la Audiencia Nacional, que lo juzgará el próximo martes. Esta vez la manifestación ha estado protagonizada por mujeres jóvenes