El archivo del proyecto está en el juzgado y pueden pasar años hasta que haya una resolución definitiva. El pueblo espera con preocupación y desconfianza el desenlace que temen que comprometa su futuro