Una mujer se ha dado una refrescante ducha con ropa en el Espolón jurando ante Dios que se encontraba en Benidorm o en las marismas de Huelva