La polémica ha llegado a su fin