Los alcaldes de Don Benito y Villanueva de la Serena, José Luis Quintana y Miguel Ángel Gallardo, respectivamente, fueron escoltados por agentes de policía a su salida de la comparecencia en el salón de plenos del consistorio dombenitense tras anunciar las dos propuestas para el nombre de la nueva ciudad. Alrededor de medio centenar de personas contrarias a la fusión increparon verbalmente a ambos ediles, que recorrieron unos pocos metros a pie antes de montarse en sus respectivos vehículos.