Valencia del Mombuey es dehesa. Este ecosistema se ha convertido para los vecinos en una forma de vida. No solo porque disponen de una bienes comunales, sino porque en la dehesa se encuentran sus rincones más hermosos, perfectos para ser disfrutados tanto de noche como de día. No en vano Valencia del Mombuey se encuentra dentro una Reserva Starlight, a causa de la pureza de sus cielos y la ausencia de contaminación lumínica. 

En la dehesa de Valencia de Mombuey se encuentran restos megalíticos como el dólmen de las Piedras Pinchás, en el meandro del río Ardila, y los famosos Letreros de Nijata. También en la dehesa están las hermosas ermitas de Santa Bárbara, San Benito y San Isidro.

Valencia del Mombuey dispone de varios centros de interpretación. Uno de ellos es el de las Aves Necrófagas, dotados de hides para poderlas fotografíasr a placer. También cuenta con un centro de interpretación del paraje de Las Brujas, así como con un Centro Etnográfico de la Caza.

La iglesia de la Purísima Concepción es un claro ejemplo de edificio rayano de fachadas blancas. En su interior se encuentra un retablo espectacular, que precisa ser restaurado.

Este verano la localidad celebrará las fiestas del Emigrante y del Cristo de las Penas que tras el paréntesis de la pandemia vuelven a su formato original, con dianas floreadas, verbenas y vaquillas populares.

La población dispone de un Complejo Rural Rincón del Paraíso dotado con el máximo confort y que dispone de una piscina y terraza desde la que contemplar la hermosura de la dehesa de este pueblo en la frontera hispanolusa.