La fiscalía archiva las diligencias porque las menores no son imputables

Denuncia por bullying en el colegio San Antonio de Cáceres: «Eres muy torpe, a ver si repites»

La víctima y las presuntas acosadoras tenían 13 años en el momento de los hechos. En la denuncia consta que dos alumnas de un curso superior crearon un perfil falso y le enviaban mensajes con contenido sexual. "Le decían por el pasillo manda una foto de tus tetas", hace público la madre

Capturas de los mensajes de Instagram que las presuntas acosadoras le enviaron a la víctima.

Capturas de los mensajes de Instagram que las presuntas acosadoras le enviaron a la víctima. / Lorenzo Cordero

Gema Guerra Benito

Gema Guerra Benito

«Eres muy torpe, a ver si repites que no te queremos en clase». Esta expresión escuchó de boca de sus compañeros de clase una alumna del colegio San Antonio de Cáceres. Ha sido su madre, que prefiere no revelar su identidad para evitar represalias, la que ha hecho pública la situación que sufrió su hija ante los medios este lunes en una rueda de prensa apoyada por la asociación contra el acoso escolar de Extremadura (Acoes).

La víctima y las presuntas acosadoras tenían 13 años en el momento de los hechos que se remontan a septiembre. Desde ese mes, la madre relata que la alumna sufría «acoso y persecución» por parte de dos jóvenes de un curso superior que crearon una cuenta falsa para enviarle mensajes con contenido sexual.

La menor contactó con este perfil en Instagram creyendo que era un chico de su edad. Empezaron chatear hasta que él le pidió fotos sexuales. La madre conserva los mensajes que le hicieron llegar a su hija, a los que ha tenido acceso este diario. Constan expresiones como «quieres que te mande una foto de mi pene» o «estás caliente, mándame una foto de tus tetas». A partir de ahí cortó toda relación. Fue en ese momento cuando en la clase comenzaron a hacer referencia a esos mensajes que se encontraban en el ámbito de lo privado. «Le decían por el pasillo manda una foto de tus tetas». 

En enero, la joven le contó lo que ocurría a la madre y esta se dirigió al centro, que abrió el protocolo por ciberacoso. Las dos alumnas, según recoge la denuncia, reconocieron los hechos y también que perseguían a la víctima en horas lectivas hasta el baño para amedrentarla. 

Denuncia por acoso escolar en Cáceres. Maribel Mendoza, de Acoes, sostiene el parte de la Policía Nacional.

Denuncia por acoso escolar en Cáceres. Maribel Mendoza, de Acoes, sostiene el parte de la Policía Nacional. / Lorenzo Cordero

Ese mes, responsables del centro y la madre de la afectada mantuvieron la primera reunión. La madre asegura que desde que puso en conocimiento, la situación no se ha llegado a materializar ningún cambio. Entre otras medidas que adoptó el centro, según recoge un acta, acordaron reunir a la víctima y acosadoras para que se reconciliaran y se recuperara la convivencia. 

También hizo público que una de las madres de las presuntas acosadoras contactó con ella reconociendo los hechos y pidiendo que no trascendiera a la esfera pública. Este diario contactó con el centro para conocer su versión después de que la madre hiciera pública la situación pero no obtuvo respuesta. Como consecuencia de esta situación, la menor recibe tratamiento psicológico. «La situación llegó a tal nivel que mi hija me confesó que había tenido pensamientos de suicidarse», apunta. En ese sentido, la madre lamenta la falta de transparencia del colegio. La denuncia ha sido archivada por la fiscalía porque los menores no son imputables ante la ley. La menor ha cambiado de colegio.