Tras perpetrar el crimen acudió al bar La Huella y confesó: "He matado a mi madre"

Asesinada Semi, conocida vecina de la localidad cacereña de Holguera, a manos de su hijo

Los hechos fueron denunciados por varios vecinos de la localidad cacereña a las 22.25 horas de este domingo

La mujer, de 83 años, vivía en la calle Dos de Mayo con su hijo, Francisco Penacho Gómez, de 46

VÍDEO | Asesinada Semi, conocida vecina de la localidad cacereña de Holguera, a manos de su hijo

TONI GUDIEL

Una mujer de 83 años ha sido asesinada, presuntamente, a manos de su hijo, de 46 años de edad, en la localidad cacereña de Holguera. Así lo ha confirmado la Guardia Civil este lunes. Según las mismas fuentes el hijo tenía "diagnosticados problemas mentales". El presunto autor ha sido detenido y se encuentra en dependencias del cuartel de Torrejoncillo.

Un equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil instruye diligencias por un supuesto delito de homicidio doloso, entendiendo de la causa el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Coria, en funciones en el momento en que sucedió el incidente, aunque no pasará a disposición judicial hasta este miércoles.

Los hechos han tenido lugar en la calle Dos de Mayo y el inmueble, el número 29, está precintado. A la mujer fallecida la conocen en el pueblo como Semi, su nombre es Semeniana Gómez Martín (la única con este nombre). El hijo, presunto autor del crimen, es Francisco Penacho Gómez y vivía con la madre.

Residentes de la zona han explicado a este diario que ayer, horas antes de que sucedieran los hechos, Semi acudió a ver a una vecina para visitarla, lugar donde se desplazó también el hijo. Incluso llegó a decirle cordialmente: "Mamá, vámonos para casa".

Ayer parecía todo normal, aunque personas del pueblo no se han mostrado sorprendidas. Dicen que al parecer este chico tuvo un accidente de tráfico de niño tras sufrir un atropello y a raíz de ahí "quedó tocado física y psicológicamente". Los vecinos cuentan que se relacionaba bien en el pueblo. "Estaba en la biblioteca y hacía trabajos. Era un buen chico. Era muy aficionado al fútbol, concretamente al Real Madrid, aunque hace un tiempo tuvo una pelea o discusión fuerte con su padre", aseguran unos residentes que prefieren no dar su identidad. Eso sí, apuntan que últimamente "lo veían un poco más nervioso". La mujer "salía con su bastón" y era muy querida.

Al parecer, según explica otro vecino, Juan Campos, tras perpetrar el crimen, el hijo acudió al Bar La Huella, que está a 500 metros de la casa (en el recorrido aún se ven las manchas de sangre). Allí confesó el asesinato. Rapidamente tres clientes acudieron al domicilio y allí se encontraron a la mujer muerta.

Otra vecina, Isabel, apunta que Semi tenía otros dos hijos, un varón que vive en Holguera, y una hija que reside en Barcelona. El autor de los hechos es el pequeño de los tres. "Semi era una mujer muy buena", decía esta mañana mientras limpiaba las manchas de sangre de la calle.

Lo cierto es que la mayoría de los vecinos de Holguera no dan credibilidad al trágico suceso sucedido entre 'Kiko', al que así llamaban, y su madre 'Semi'.

Todos coinciden en que el chico "era sociable y ayudaba a su madre, la cuidaba mucho". Explican que "quedó muy tocado", cuando de niño sufrió un atropelló mientras jugaba en la calle del pueblo provocándole limitaciones físicas y en el habla. Sin embargo, su vida a lo largo de estos años era "como uno más, se relacionaba con la gente y no daba problemas", aseguran quienes le conocen.

De hecho, según explica Juan Campos, Kiko estuvo trabajando en la biblioteca y en las calles por el ayuntamiento, además de asistir a cursos para formarse. Es cierto, añade, que "sí tuvo muchos encontronazos con su padre" . Éste era juez de paz y falleció hace poco tiempo. Pero Campos jamás pensó que pudiera hacer algo así con su madre. Asegura que anoche no escuchó nada, a pesar de vivir en una casa de la calle Hernán Cortés, a muy pocos metros de donde vivía 'Semi' con su hijo. "Yo la noche del domingo, cené y estuve viendo el telediario hasta que me acosté, al rato vino un vecino mío y me preguntó ¿Oye te has enterado de lo que ha pasado? y cuando me lo dijo me levanté enseguida", relató. Reconoce que jamás pensó que pudiera hacer esto un chico con el que se ha relacionado como otro más, y con el que mantenía diversas conversaciones, además de compartir aficionados como el fútbol y su Real Madrid.

En la misma línea se mostró Justina Fernández, vecina que vive justo enfrente de ‘Semi’, y a la que, según confiesa, "la recordaré siempre". "Semi era muy buena, era una persona que no hacía mal a nadie, es algo que cuesta creer cuando además Kiko tenía pasión por su madre, era su vida y lo mismo que él para ella", asegura Justina. Afirma que la noche del domingo no escuchó nada extraño y fue su hijo quien le alertó de que a través de la ventana estaba viendo dos ambulancias en la calle. "No me lo podía creer". Además, explicó que una hora antes del trágico suceso, Semi fue a visitar a una vecina de enfrente que está enferma y que le revisaba los medicamentos. "Yo no la vi esa noche del domingo pero sé que estuvo visitando a nuestra vecina y que después dijo que se tenía que ir a casa porque su hijo Kiko ya la estaba reclamando para que fuera, pero él se desvivía por ella, la cuidaba mucho, no le dejaba dormir en la planta de arriba de la casa para que no se callera, algo le ha tenido que ocurrir en la cabeza a este chico para hacer algo así", concluye Justina.

La alcaldesa de Holguera: "El pueblo está consternado. Era una familia muy querida"

La alcaldesa de Holguera, Josefina Calvo, ha confesado a este diario que "el pueblo está consternado" y ha asegurado que la familia de 'Semi' "es muy querida por todo el pueblo". Sobre el suceso trágico ocurrido la noche del domingo, manifestó que no escuchó nada y que fue avisada de lo sucedido por una persona del municipio. "Me llamaron y cuando me dijeron lo que había pasado acudí al lugar", afirmó. 

Josefina asegura que este suceso "nadie podía imaginar que ocurriera" y también habló sobre el incidente que Francisco, 'Kiko', el hijo de Semi sufrió cuando era niño tras ser arrollado por un vehículo. "Quedó en coma, estuvo bastante mal, tuvo secuelas, pero en estos años ha sido un chico con una socialización normal", aseguró. De hecho la alcaldesa explicó que Kiko ha participado en un programa colaborativo durante meses en el ayuntamiento en la especialidad de jardinería; y también ha trabajado un tiempo en la biblioteca municipal y "nunca ha habido ningún altercado con él", aseveró. Sobre la confesión de Kiko de la autoría del crimen, la alcaldesa confirmó que el propio Kiko llamó por teléfono a un conocido explicándole muy nervioso lo que había hecho. De esta manera, desmiente otras versiones que sitúan a Kiko en el bar La Huella tras el suceso.  

Se prevé que Semi reciba sepultura en el cementerio municipal de Holguera, lugar donde también descansan los restos mortales de su esposo, fallecido hace un tiempo. 

Kiko confesó a unos amigos que había matado a su madre

Nadie podía predecir que la noche del domingo 22 de octubre iba a ser una de las más amargas para los vecinos de Holguera. Una noche en la que tuvo lugar uno de los actos más trágicos que se llevó la vida de 'Semi', de las manos de la persona a la que le dio la vida: su hijo, el pequeño de tres hermanos. Incluso nadie de sus vecinos, ni siquiera los que viven puerta con puerta, escucharon nada, ni vieron nada que les presagiara tan triste destino para una de sus vecinas más queridas.

Precisamente, fue el mismo hijo, según aseguraron algunos vecinos como fue Juan Campos, el que después de quitarle la vida a su madre salió de su casa para dirigirse al bar La Huella, donde confesó el crimen a unos amigos allí presentes. Tras comunicarlo, según explica Campos, inmediatamente estas personas acudieron a la casa, que se encuentra a pocos metros, un recorrido en el que en el suelo aún en esta mañana de lunes podían verse restos de sangre y que eran limpiados por una vecina. Una vez al llegar al interior de la casa, comprobaron que la confesión era real. A partir de ese momento se alertó al Centro de Emergencias del 112 y se personaron sanitarios y los cuerpos de seguridad, sin poder hacer nada por la vida de 'Semi', a la que todos los vecinos recordarán paseando con su bastón rodeando la manzana de su calle y a la que llevarán siempre en el corazón.