Este fin de semana comienza la segunda fase de Tercera División para los grupos por la promoción y la permanencia. El grupo para el ascenso directo a Segunda RFEF tendrá que esperar una semana más, aunque este fin de semana habrá amistosos. Este sábado mismo, el Diocesano recibe al Extremadura juvenil (18.30, Manuel Sánchez Delgado) y el domingo hay un Cacereño-Don Benito (12.00, Príncipe Felipe) y Moralo-Coria (12.00, Municipal). Todos ellos sin público en las gradas.

Lo oficial, ahora ya con espectadores, arranca este sábado con la aparición en escena del Plasencia, uno de los principales candidatos para obtener una de las dos plazas que dan derecho a cruzarse en el play-off con los que no suban del grupo de ascenso. El arrastre de puntos de la primera fase coloca a los de Luismi con algo de ventaja clasificatoria en la parrilla de salida para atacar ese play-off por una única plaza de ascenso.

Será a partir de las 17.00 horas en el Municipal de Plasencia frente al Arroyo. Por su parte, los de Miguel Ángel Ávila llegan con el buen sabor de la salvación obtenida en la última jornada, remontada con un jugador menos incluida, y sin ninguna presión con el objetivo cumplido, pero con la intención de disfrutar compitiendo de esta segunda fase. Si bien es cierto que una derrota en Plasencia dejaría a los arroyanos con escasas opciones para llegar a esas plazas de play-off, por lo que se prevé un partido emocionante entre dos equipos que tienen en común el gen competitivo.

El Extremadura B es el que parte con más ventaja en este grupo intermedio, aunque ha acabado la primera fase con malos resultados y con la sanción en forma de puntos por alineación indebida en Aceuchal. Habrá que comprobar si el club apuesta definitivamente por apurar las opciones de ascenso del filial. También llega en mala racha el Miajadas, pero una reacción inmediata le mantendría con las opciones intactas. El Aceuchal, con los deberes hechos, tampoco tiene presión y podrá disfrutar de esta fase.

Las opciones del Azuaga son pocas por que es el que menos botín de puntos tiene y, sobre todo, porque llega en una deprimente dinámica, algo suavizada por el tanto del empate, in extremis, en el derbi final.

POR SALVARSE / La segunda fase por la permanencia viene marcada por el hecho de que la Tercera extremeña va a pasar de 22 equipos a 16 en una sola temporada, por lo que caerán al pozo de la Primera División Extremeña nada menos que seis de los diez equipos en liza, una barbaridad.

Este grupo arrancará con todos sus partidos el domingo. Calamonte y Llerenense parten con ventaja en forma de puntos y, además, se enfrentan entre ellos en esta primera jornada. Pero aquí todos tienen sus opciones al ser diez los partidos que tienen por delante los candidatos, margen suficiente para que cualquiera pueda salvarse de la quema en esta segunda oportunidad.

El resto de equipos procedentes del subgrupo 1 llegan con ligero déficit de puntos con respecto a los del 2, pero hará falta ganar muchos partidos para salvarse porque todos son duelos directos y la diferencia entre ganar o perder supone variaciones de seis puntos. Será una competencia tensa y dramática en la que la templanza para controlar los nervios será un factor tan decisivo como que entre la pelota.