Columpios Descalzos, una panorámica sobre el suicidio es el proyecto de la joven dramaturga y directora extremeña Verónica Jiménez, seleccionada para el Banco de Proyectos del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), un programa del ayuntamiento hispalense cuyo objetivo es incentivar los procesos de investigación, creación y experimentación en todos los ámbitos y prácticas de la cultura contemporánea. Jiménez ha querido contar cómo será la puesta en escena de su proyecto de la mano de todo su equipo, entre los que se encuentran: Jesús Ruiz, María Martín, Ana González y Carmen Calleja. 

Verónica Jiménez. cedida

La directora explica que su idea nació hace un año debido a que desde el inicio de la pandemia las cifras de suicido ascendieron significativamente y porque fue a partir de este momento cuando se empezaron a publicar noticias sobre las tentativas de suicidio. «Surge por querer visibilizar esta situación ya que creemos que hay cierto tabú y cierto estigma a la hora de hablar sobre el suicidio». 

Por su parte, Carmen Calleja cuenta que su equipo ha estado trabajando en la representación escénica porque son actores pero que se han prestado mucho a novedades teatrales sobre todo a la escenografía corporal y al uso de los distintos elementos audiovisuales y del lenguaje sonoro. 

María Martín agrega que como innovación escenográfica se ha incluido un mapa que han realizado ellos mismos en los primeros días de trabajo que les sirvió para entender los conceptos en torno al suicidio y que al espectador le resultará útil para comprender a los personajes y lo que realmente quieren transmitir. 

El equipo ha tenido que prepararse en materia de suicidio durante dos meses: destinaron el primero a informarse acerca de las estadísticas y el segundo a ponerse en contacto con asociaciones de prevención al suicidio. Tuvieron varias charlas online con las distintas agrupaciones para poder documentarse debidamente y volcarlo en la representación escénica; por ello las asociaciones DSAS, APSU, Alhelí, Liana y Paso a Paso han desempeñado un papel fundamental en este proyecto. 

Cartel de la obra. cedida

Para Ana González, otra de las integrantes, el objetivo de la obra es: «Compartir todo lo que hemos descubierto y transmitirle al público que esto es un problema que nos afecta a todos y que no debemos quedarnos al margen», así como romper las barreras que existen en la actualidad sobre el tema del suicidio. Ella dice que han asumido el complejo rol de interpretar varias voces y destaca que lo más complicado es evitar caer en la literalidad o llegar a «rascar en el morbo». La intérprete cuenta que han estado trabajado sobre la idea de «un plástico que representa el abismo» ante el que siempre puedes caer y que impone mucho al espectador esta imagen escénica de «una nada que les inunda» y que poco a poco ellos van a ir destruyendo a lo largo de la obra. 

La cercanía

Según Jesús Ruiz, el reto que han tenido que afrontar con esta representación ha sido traer a la cercanía personajes de todo tipo que tienen un profundo sufrimiento. Para el actor, tener que ponerse en la piel de las distintas figuras y lograr que se entienda y que los espectadores no lo vean raro ha sido «todo un desafío». Él dice haber aprendido mucho de esta obra y que han tenido que crear lazos con los personajes poco a poco, con el transcurso de los ensayos. «Trabajamos con palabra y estímulos determinados para poder adaptarnos a la difícil complexión de estos personajes, sobre todo porque queremos conseguir que el público entienda a estas personas», dice. 

«Queremos que se hable de la salud mental, sacar todos estos temas a la luz y hacer ver que es necesario hablar porque esto nos toca a todos», apunta Jiménez. «El espectador tiene que irse a casa reflexionando sobre lo que ha visto», apostilla. Los actores definen este proceso de ensayos como «muy enriquecedor» porque les ha permitido adentrarse en el prisma vital de los personajes. 

El elenco ha estado ensayando durante todo el verano y se prevé que se mantengan hasta septiembre. El estreno será en el Centro Magallanes (Real Fábrica de Artillería) de Sevilla en el mes de noviembre, aunque aún no hay una fecha concreta. Tras estrenar, la extremeña Jiménez pretende que su obra pueda representarse en muchos más escenarios para darle una mayor visibilidad.

Espacio patrocinado por