NUEVAS DECLARACIONES DEL LÍDER NACIONAL DE LA FORMACIÓN ULTRA

Abascal avisa al PP de que el acuerdo de la Comunidad Valenciana es el que Vox quiere "para toda España"

Asegura que quien quiera negociar tendrá que sentarse y asumir parte de sus postulados en función de la fuerza en las urnas

Sobre Extremadura critica declaraciones contrarias de María Guardiola y dice que su partido no entregará sus votos "porque sí"

Santiago Abascal durante un acto en Badajoz en la pasada campaña electoral.

Santiago Abascal durante un acto en Badajoz en la pasada campaña electoral. / EL PERIÓDICO

Europa Press

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha puesto este viernes el acuerdo alcanzado con el Partido Popular en la Comunidad Valenciana como ejemplo de lo que Vox quiere "para toda España" y ha insistido a los 'populares' en que, si quieren llegar a acuerdos, tendrán que sentarse a negociar y asumir parte de sus postulados en función de la fuerza obtenida por cada partido en las urnas, "en un gobierno de coalición o la construcción de una alternativa".

"El que quiera acuerdo con nosotros tendrá que sentarse, respetar a los votantes y en función de la fuerza que los votantes nos han dado, asumir una parte de nuestros postulados en un gobierno de coalición o la construcción de una alternativa", ha aseverado en plenas negociaciones para la conformación de gobiernos municipales y autonómicos, como el extremeño.

Según ha sostenido, Vox ofrece "la misma posición" y "la construcción de una alternativa" en toda España, mientras que el PP es el que tiene discursos diferentes en función del territorio. Esto, a su juicio, es lo que a hecho posible un acuerdo rápido en la Comunidad Valenciana pero no en Murcia o Extremadura.

De hecho, ha asegurado que el contenido que Vox pide es "muy concreto" y el mismo en todos sitios: "reducción del gasto político, combate de la inmigración ilegal y las mafias de tráfico de personas, combate de la ideología en las aulas, garantizar la libertad de elección de la lengua, una política de agua a través de los trasvases necesarios y defensa del campo y la industria frente a imposiciones globalistas de la Agenda 2030".

Sin contacto con Feijóo

Con esta premisa, ha rechazado "hacer de Nostradamus" y prever qué puede pasar. "Me siento incapacitado porque el Partido Popular es muy distinto en función del territorio", ha dicho asegurando que las negociaciones las dirigen los líderes regionales y él no mantiene contacto con el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo.

En el caso concreto de Baleares, ha dejado claro que Vox no va a participar ni avalar ningún gobierno que no garantice la libertad de elección de los padres para escolarizar a sus hijos con el español como lengua vehicular. Y a partir de ahí, "serán otros los que tengan que valorar si cambian su posición".

Por su parte, en Extremadura ha recordado declaraciones contrarias a Vox de la candidata del PP, María Guardiola, y ha insistido en que su partido nunca hará "de coche escoba" de los 'populares' ni les entregará sus votos "porque sí". "Eso no es posible porque nosotros no hemos fundado una alternativa política para dar los votos a otros", ha dejado claro en una entrevista en Informa Radio, recogida por Europa Press.

Abascal ha sostenido además que su objetivo no es "un reparto de sillones", sino "un cambio profundo de políticas". Lo acordado en la Comunidad Valenciana, ha puesto como ejemplo, es lo que Vox quiere "para el resto de España", mirando también al más de centenar de ayuntamientos en los que el pacto PP-Vox es necesario para desbancar a otras fuerzas más votadas.