+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Extremadura clama de nuevo

Cientos de mujeres (y algunos hombres) se manifestaron en cinco localidades para mostrar su rechazo a esta decisión judicial H «Entonces, que la calle sea cárcel», rezaba una de las pancartas

 

Plasencia 8 Asistentes en la plaza Mayor. - TONI GUDIEL

Mérida 8 Concentración en la plaza de España. - C. H.

REDACCIÓN CÁCERES
23/06/2018

«Entonces, que la calle sea cárcel», rezaba una de las pancartas en Cáceres. Extremadura mostró ayer de nuevo su indignación ante otra decisión judicial muy cuestionada que pone en libertad provisional a los cinco de la manada. Varias manifestaciones de mujeres de todas las edades (y algunos hombres) tomaron las plazas para enviar su apoyo a la víctima y dejar bien claro: «No tenemos miedo», «Con ropa o sin ropa, mi cuerpo no se toca», «De camino a casa quiero ser libre, no valiente», entre otros mensajes que ya forman parte de la lucha feminista. Esta vez, contra la justicia patriarcal.

En la escalinata de la plaza Mayor cacereña más de 400 personas (a pesar de las altas temperaturas) dejaron bien claro que: «No es no». Unieron voces y fuerza para sentenciar: «No tenemos miedo». Entre las participantes, el colectivo de Periodistas Extremeñas 8M.

Badajoz acogió la concentración más numerosa, con más de 500 de asistentes. Isabel Franco, de la Asociación Mujeres Progresista, manifestó: «Es muy triste el mensaje que manda la justicia española hacia la sociedad».

«Queremos decir ‘basta ya’ y no tener miedo, sobre todo por nuestras hijas», subrayó, por su parte, Josefa del Viejo López, de Mujeres Progresistas de Montijo, una de las asistentes a la protesta en Mérida, donde se reunieron un centenar de personas.

Al igual que en Plasencia, donde algunas llevaban camisetas donde se leía: «No es no».

Declaraciones de Vara

El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, también se quiso expresar ayer sobre esta decisión judicial: «Cuando el tiempo de los jueces no es entendido por el tiempo de la calle, hay un problema», afirmó. «Resulta difícil de creer y difícil de aceptar», apostilló.

En la misma línea se manifestó el secretario general de Podemos Extremadura, Álvaro Jaén, quien además quiso hacer un llamamiento a la sociedad «para dar una respuesta que ponga fin a la violencia machista». «No entra en la cabeza que individuos de esta calaña estén en la calle», subrayó.