Opinión | Guerra en Oriente Próximo

Las 10 contradicciones de Israel

El debate sobre Oriente Próximo.

El debate sobre Oriente Próximo. / EL PERIÓDICO

Una adaptación del famoso «¡La economía, estúpido!» de la campaña de Clinton en 1992 me ha venido en ocasiones tras varios análisis sobre Gaza e Israel. Podemos hablar horas de Hamás o el Ejército israelí, pero nada avanzará sin ir a la raíz del problema. «¡La ocupación de Palestina, estúpido!», como se diría. Son varias las contradicciones de Israel. Entre otras, ser víctima y verdugo a la vez, pero vamos por partes.

Hablan del derecho a la defensa, pero rechazan a la Corte Penal Internacional, las resoluciones de Naciones Unidas durante años e ignoran el derecho internacional

1. Quiere equiparar su posición, cuando, frente a Hamás, Israel sí es un Estado democrático y con Ejército. Y una democracia afronta los conflictos con el diálogo y no desde el terror, pues se comportaría igual que lo que denuncia.

2. Quiere eliminar a Hamás pero sabe que sus líderes no están en Gaza. Quieren eliminar a Hamás en Gaza pero también atacan a Cisjordania, donde tampoco están.

3. Israel, como Estado, fue creado por Naciones Unidas. Ahora reniega de esa ONU, pide la dimisión de su secretario y niega visados a sus representantes.

4. Dicen poseer el mejor servicio de inteligencia, pero no explican cómo con el aviso de Egipto de un ataque de Hamás o cómo grabando estos los ensayos cerca de la frontera, el Ejército israelí estaba en Cisjordania y permitieron una rave cerca de esa frontera.

5. Denuncian, con razón, la situación de sus rehenes por Hamás pero tienen retenida a una población sin poder salir de Gaza mientras la bombardean y en Israel tienen atrapados a más de 700 gazatís que trabajaban allí, con interrogatorios y desapariciones.

6. Sus alianzas internacionales mencionan crear dos estados, cuando saben que por la ocupación es complicado, pues Cisjordania está ya a trozos. 75 años de la estrategia de ocupación solo han traído una cosa: muerte. 

7. Dicen luchar contra Hamás, pero Israel promocionó y alentó su financiación para dividir a la resistencia palestina, sus principios y métodos frente a la OLP.

8. Dicen ser transparentes, pero impiden la entrada de la prensa en Gaza, no muestran imágenes de los palestinos asesinados o de manifestaciones en su contra, así como censuran las voces que denuncian a su Gobierno de ultraderecha.

9. Están preocupados por sus bebés secuestrados por Hamás, pero no hablan de los 3.000 asesinados por Israel. Han matado a más niños en Gaza en dos semanas que en los últimos 23 años. Y han dejado a bebés prematuros gazatís sin combustible ni electricidad para sus incubadoras.

10. Habla del derecho a la defensa, pero rechazan a la Corte Penal Internacional, las resoluciones de Naciones Unidas durante años e ignoran el derecho internacional. Todo con el riesgo de que el conflicto se extienda.

Puedes quitar a una parte material de Hamás, pero si añades factores de riesgo (ocupación, genocidio…) nunca habrá solución, porque Hamás no es solo infraestructura, es pensamiento. La desesperanza lleva a tener solo fe en quienes dicen que debes ser un mártir. Puedes matar a los que apoyen a Hamás pero sus ideas no van a morir mientras sigas ocupando su territorio y robando sus derechos.  

* Profesora de la UOC y periodista