PREMIOS DEL AYUNTAMIENTO

Abuelos de Plasencia que suman 183 años de dedicación a los demás

Asunción García y Agustín Benavente han recibido el reconocimiento municipal, ella de 99 años, por sus 40 en la asociación de viudas y él, de 84, en el movimiento vecinal

Agustín y Asunción, premios Abuelo y Abuela Mayorga de Plasencia.

Agustín y Asunción, premios Abuelo y Abuela Mayorga de Plasencia. / TONI GUDIEL

Raquel Rodríguez Muñoz

Raquel Rodríguez Muñoz

Entre los dos suman 183 años y la mayoría los han dedicado a asociaciones, ella, a la de viudas, en la que lleva 40 años y él, a la vecinal de Miralvalle, que preside desde el año 2000, y después a la Federación Placentina de Asociaciones de Vecinos. María Asunción García Calvo y Agustín Benavente Mateos son la Abuela y Abuelo Mayorga de este año.

El reconocimiento se lo ha otorgado el Ayuntamiento de Plasencia, después de que las asociaciones a las que pertenecen les propusieran, destacando en ambos su compromiso y dedicación por los demás.

El ayuntamiento les ha puesto como «ejemplo de vida, de ayuda» y ha subrayado que este acto, que organiza la concejalía de Mayte Díaz, quiere «reivindicar el papel de los mayores en la sociedad» porque «su experiencia aporta un valor añadido».

A la entrega, celebrada en el salón de plenos municipal, han asistido miembros de las asociaciones de viudas, de Miralvalle, Fepave, de otros colectivos y personas a título particular, además de miembros de la corporación municipal, PP, PSOE y Unidas Podemos. Ha estado amenizado por el grupo Da Capo y, sobre todo, ha sido emotiva.

Salón de plenos de Plasencia, lleno para los premios Abuelo y Abuela Mayorga.

Salón de plenos de Plasencia, lleno para los premios Abuelo y Abuela Mayorga. / TONI GUDIEL

Precisamente, Agustín Benavente no ha podido evitar emocionarse. Nacido en 1939, ha recordado que, desde 1980, está dedicado «altruistamente» a colectivos empresariales, parroquiales y vecinales. Ha mostrado su orgullo por el reconocimiento y, de cara al futuro, ha sido claro: «Mientras Dios me dé salud voy a seguir porque no sé hacer otra cosa y además, no hay relevo».

Le ha dedicado el premio a toda su familia, en especial a su mujer, y «a todas las personas mayores de Plasencia».

Asunción García, a sus 99 años, ha delegado los agradecimientos en su hijo Paco, pero ha recordado que ha trabajado «desde los 12 a los 90 años».

Tenía una barbería en el entorno de San Pedro y allí, «he hecho manicuras, pedicuras, de barbera...» A la asociación de viudas llegó hace 40 años y sigue muy activa. «Como bien y voy a todos los sitios», afirma.